Ganadería

González sobre el tope máximo de dressing: “Se va operar con la misma normalidad que hasta ahora”

El director de Frigorífico Solís opina que “está claro que los decretos no solucionaron el problema”.

Carne vacuna.

Carne vacuna.

A partir del 1º de enero comienza a regir la resolución del Instituto Nacional de Carnes (INAC) donde se establece una lista de estructuras máximas que se pueden retirar en el proceso de dressing. En ese sentido, Jorge González, director de Frigorífico Solís, expresó que “los cambios en el rendimiento lo probarán los hechos y los números hablarán por sí mismos de acuerdo al decreto”.

El empresario dijo en Valor Agregado en Carve que Solís va a operar con toda normalidad y cuando el decreto esté vigente se actuará en función de ello, “ni más ni menos, como corresponde”.

Si bien siempre se está en el derecho de tener diferentes opiniones, el principal de Frigorífico Solís expresó que “está claro que los decretos no solucionaron el problema” de rendimiento entre tercera y cuarta balanza. En su opinión, la tercera balanza “va en contra de a dónde se va”. Hay una línea marcada que va a que la carne identifique el precio de gastos, entonces, “el camino está trazado, uno puede decidir ir para donde quiera, pero la realidad es una sola”, señaló González y agregó que la calidad es lo que va hacer el precio de lo que recibe el productor, cuanto más kilo de carne tenga, más plata va recibir, si no siempre “el bueno subvenciona al malo”.

Tanto Solís como frigorífico BPU cuentan con un sistema de tipificación objetivo que es el scanner, que según el director de la industria “es una ayuda muy importante, ya que indudablemente se termina con la subjetividad en la tipificación de una carcasa”. Asimismo, el sistema brinda información diaria y permanente al productor, además de ser un sistema totalmente automático.

Frigorífico Solís sigue avanzando en las conversaciones con INAC sobre el paso siguiente, “que es establecer la relación trasero-delantero”, y eventualmente, los cortes de mayor calidad. En opinión de González, Uruguay “va para ahí, para el producto final. Ahí se va poder pagar realmente la carcasa por lo que es y por la carne que tiene”.

Exportaciones a Argentina. El director de Frigorífico Solís certificó que el mercado está habilitado y comentó que por su parte se ha venido monitoreando la posibilidad de hacer negocios “pero todavía las puntas no se han podido atar por un tema de precios y por los gastos internos que también inciden en el ingreso al vecino país”. En el caso de dicha planta, se apunta más a las media res dado su volumen, mientras que el asado es colocado en plaza.

Escuche a Jorge González:

Rurales EL PAIS