Carnes / Ganadería

“Es fundamental darle más transparencia al negocio de la carne”

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Ing. Ricardo Reilly, aseguró que el grado de endeudamiento es preocupante, “prácticamente US$ 2.500 millones, casi el 80% del PBI del sector. En otro sentido Reilly aseguró que le manifestaron al Ministro Aguerre sobre la necesidad de regular el pago de las haciendas en tercera balanza, previo el dressing, a lo que el jerarca de gobierno volvió a manifestar su posición contraria. Ante ello se abre una puerta que es ponerle un máximo al dressing, mínimo ya tiene. “Es un tema que trabajarán los delegados en INAC y que sería una buena señal para toda la cadena de la carne”, aseguró Reilly.

Nota a Ricardo Reilly Arrarte, presidente de la ARU, Mvdeo., ND 20160218, foto Ariel Colmegna

Foto Ariel Colmegna

Pablo D. Mestre.
-¿A qué se debió a reunión con el Ministro Aguerre? ¿Qué temas se trataron?
-El Ministro inició una ronda de visitas por las gremiales, y comenzó en la Asociación Rural del Uruguay. Se trató de una reunión muy abierta, en la cual se dialogó mucho, y en la que se abordaron varios temas que hacen a la situación general del sector, así como a el conjunto de dificultades que hoy comprometen la competitividad de los sistemas productivos en general.
-¿Cuáles son los temas que preocupan a ARU?
-La coyuntura que atraviesa el agro tiene varias complicaciones, que responden a una combinación de factores. Nos preocupan los problemas de competitividad por los cuales está atravesando todo el aparato productivo nacional, a lo que ahora se le suma la caída del tipo de cambio. Es muy delicada la situación de sectores como la lechería y la agricultura, el achicamiento de márgenes de la ganadería, en donde cada vez se necesitan más hectáreas para poder vivir, y cubrir una canasta familiar. Hace pocos días estuvimos acompañando una convocatoria de productores lecheros de todo el país en Pueblo Capurro, en una asamblea abierta, convocada por diferentes gremiales, en donde se plantearon varias realidades. La situación que atraviesan varios productores y sus familias es dramática.
-¿El tema endeudamiento?
-El alto grado de endeudamiento del agro es preocupante y asciende a prácticamente US$ 2.500 millones, con una relación deuda-PBI sectorial de casi un 80%, la más alta en la última década. Estamos en momento de caída de exportaciones, caída de la producción por diversos factores, costos altos e inflexibles, aumento del endeudamiento, y ahora se suma una baja importante en el tipo de cambio, lo que compromete aún más la competitividad del sector agropecuario y exportador en general, y por lo tanto del país. No podemos perder de vista que el 80% de los bienes que exportamos son de origen agropecuario o agroindustrial.
-¿Y la comercialización de haciendas a frigoríficos no estuvo sobre la mesa?
-Si, así es. Un negocio de largo plazo como la ganadería, que a su vez requiere de inversiones también de largo plazo para crecer, es muy dependiente de las expectativas de retorno que tengan sus agentes dentro de la cadena de valor. No es ninguna novedad, que existe un fuerte cuestionamientos al sistema actual de liquidación de la hacienda de parte de los productores, debido a la incidencia que tiene el “dressing” en el valor final de la res, además de la marcada disparidad que existe del mismo entre las diferentes plantas. Una vez más transmitimos al ministro, la inquietud de la mayoría de los productores referente a decretar el pago en tercera balanza, previo al dressing, de forma de superar esa discusión.
-¿Cuál fue la respuesta de Aguerre?
-El ministro como era de esperarse, reiteró su posición contraria a decretar el pago en tercera balanza, pero nos dijo que se va a trabajar en otros aspectos dentro de la Junta de INAC, que contribuirían a mejorar la posición y confianza del productor.
-¿Cómo cuáles?
-Uno de ellos es el de generalizar la utilización de escáners de faena para la tipificación electrónica que está trabajando INAC, y hay otro punto en el cual el ministro nos pidió manejar con reserva hasta que se logre consensuar una posición dentro de la Junta del instituto .
-Entiendo su compromiso, pero ya es un tema que está instalado en la prensa. ¿Se refiere al dressing máximo verdad?
-Mire, lo que le puedo decir, es que esa medida a la cual hacía referencia, apuntaría a modificar el régimen existente de dressing, buscando ponerle un máximo, porque mínimo ya tiene. Pero no me quiero adelantar en detalles, pues se trata de un planteo que se trabajará a través de los delegados del Ejecutivo y los diferentes representantes privados en la Junta de INAC en próximas sesiones, pero va en ese sentido. También es necesario, comenzar a fiscalizar lo que ya existe, así como lo nuevo que se quiera implementar.
-Pero esto no es nuevo…
-No, no es un tema nuevo. Es bueno hacer historia, y recordar que tanto el planteo del pago en tercera balanza así como el de fijar un dressing máximo, son viejas propuestas de ARU, que llevan varios años, y que por diferentes razones, entre ellas la falta de acuerdo entre las partes, nunca se concretaron. Hay varios ex presidentes de ARU y delgados de INAC que saben que me refiero.
-¿Entonces ARU estaría de acuerdo con topear el dressing? ¿Esto solucionaría el problema de confianza?
-Reitero que este tema se tratará a nivel de INAC, si bien se han intercambiado ideas por fuera, nos gustaría tener la propuesta concreta, y ahí tomaremos una posición definitiva, pero en principio estamos de acuerdo con todo lo que aporte mayor transparencia al negocio. Tampoco podemos asegurar que esto solucione el tema de la confianza pero sin duda sería un paso más en ese sentido. Si se lograra un consenso en la Junta de INAC, también sería una buena señal para la cadena. Lo que está claro es que el grueso de los productores piden un cambio, porque no están conformes con lo que hay actualmente. También es necesario, comenzar a fiscalizar lo que ya existe, así como lo nuevo que se quiera implementar.
-¿Y el Seguro de Paro especial extendido con el que cuenta la industria?
-Bueno, otro de los puntos que siempre entra en discusión, es la implementación del seguro de paro especial extendido, cuando por ejemplo, estamos en plena zafra. Siempre se nos dice que eso no tiene incidencia en la formación de precios del ganado gordo. Nosotros decimos que si realmente es así, entonces se debería de retirar, y de esta forma eliminar otro tema del centro del debate.
Y quiero ser claro, que aquí no se busca atacar a nadie, sino simplemente equilibrar posiciones de los diferentes actores dentro de la cadena a la hora de negociar. Creo que si no maduramos como cadena productiva, nunca daremos un salto cualitativo, y seguiremos atados a los ciclos de corto plazo.
-¿El tema de exportación de ganado en pie estuvo también en la mesa?
-En eso ARU siempre ha sido clara. La exportación en pie debe de ser libre e irrestricta en todas las categorías. El Ministro está de acuerdo.
-¿Y sobre la trazabilidad, a 10 años de instaladas hay incluso quién ha cuestionado su retorno económico para los productores?
-Soy de los que creo que la trazabilidad es una forma de agregar valor a nuestros productos, de vendernos al mundo. Podré estar equivocado. Ahora, hay que reconocer que cada vez son mayores los cuestionamientos a la trazabilidad, aplicada de forma obligatoria, y pienso que de alguna manera también responden a estas discusiones en las cuales estamos empantanados. La percepción de varios productores, es que no están obteniendo ingresos proporcionales en relación al precio de la carne que luego se vende o se exporta. Y en definitiva, el posicionamiento y reconocimiento internacional de nuestras carnes, con el acceso a más de un centenar de mercados, y a cupos específicos que pagan más, son fruto del esfuerzo de todas las partes involucradas.
-También se critica la burocracia que envuelve…
-Nuestra tarea es escuchar e interpretar a todos los productores, que son en definitiva a quienes representamos. Hay una realidad, y es que cuando uno recorre el país, se da cuenta que sobre todo el pequeño productor, está cansado de la acumulación de papeleos que tiene que hacer para mover cada tropa, a veces de 6 o 7 vacas para la feria. Hablo desde las lecturas de caravanas, sangrados, despachos de tropa, sellos, hasta los viáticos profesionales que después tiene que pagar. No estamos contando los fletes y costos de comercialización. Cuando quiere acordar no le queda nada. Es razonable que existan cuestionamientos de este tipo, porque la verdad es que los sistemas productivos no toleran más costos. Si encima el productor percibe que en el valor de su hacienda, no obtiene un retorno acorde al trabajo y gasto que todo esto le implica, los cuestionamientos son aún mayores, y tiene cierta lógica.

IMG_7354
-¿Hablaron sobre el candente tema de los perros?
-Sí. Otro de los temas tratados con el Ministro, fue la necesidad de procurar una solución definitiva a la depredación por jaurías de perros, que hoy están diezmando a las majadas. La situación es insostenible, y se agrava día a día. El ministro nos comentó que se está trabajando en una propuesta, apuntando a identificar los perros con trazabilidad para saber a quienes pertenecen. Se comenzaría por Artigas y Salto donde además hay problemas con la Leishmaniasis, que es una zoonosis. Pero el gran problema son aquellos perros de los cuales nadie se hace responsable, que no tienen dueño, que andan sueltos por los campos, o son abandonados por cazadores. Hay pueblitos del interior que tienen más perros que gente. Se deberá proceder de forma urgente, porque es un problema grave. Todos los días nos llegan imágenes o filmaciones de ovejas muertas por perros, o majadas enteras que han sido depredadas. Se trata de daños irreparables, sobre todo para pequeños productores.
-¿Y sobre el abigeato?
En cuanto a la Ley de Abigeato, el ministro mostró su conformidad ya que fue aprobada con casi todos sus planteos. Es justo reconocer el trabajo que hizo el ministro en ese sentido, que comenzó en el discurso del Prado del año pasado. Pienso que como productores, y desde las gremiales ahora tenemos que hacer un seguimiento y presionar para que se cumpla y se aplique a rajatabla la ley vigente, que incluye entre otras cosas el endurecimiento de penas.
-La última. ¿Es optimista?
-Claro que sí. Creo que todos coincidimos en que el futuro para la carne es promisorio a nivel mundial. Todos los pronósticos vislumbran un crecimiento en el consumo mundial de proteínas de origen animal y vegetal. Y Uruguay tiene un lugar ganado en ese sentido, como país serio y confiable desde el punto de vista de la seguridad e inocuidad alimentaria, ofreciendo una carne de alta calidad, ingresando a los mercados más exigentes del mundo. Por eso todo insistimos en una mejor integración de la cadena, en mejorar la confianza, de forma de aprovechar al máximo nuestras ventajas competitivas como productores de carne. Estamos de cara a otra primavera, y como productores debemos mirar hacia delante, en apostar siempre a producir más, Uruguay siempre fue y seguirá siendo un país de base ganadera.

Rurales EL PAIS