Carnes / Ganadería

“En Uruguay, con las actuales condiciones, se van a encerrar menos ganados”

Los negocios fuera de Cuota 481 están más arriesgados.

GANADO VACUNO

Foto de archivo. | Rurales – El País.

El director de la Asociación Uruguaya de Productores de Carne Intensiva Natural (AUPCIN), Álvaro Ferrés, dijo en Valor Agregado que este año, para el engorde de ganado a corral, es distinto al que pasó, ya que el precio relativo de la reposición está en valores históricamente altos, más del 40%, en relación a los valores del ganado gordo.

Según explicó Ferrés, esta diferencia de precios entre la reposición y el gordo hace que los negocios de intensificación se vean con riesgos ya que el hecho de poner kilos con un costo importante hace que se pueda perder dinero si el precio de venta no sube.

“Si vemos lo que está pasando en el mercado internacional de la carne y tenemos en cuenta la actitud de la industria para que el precio no suba, los negocios fuera de cuotas se hacen más arriesgados”, comentó el productor. “Es bastante suicida encerrar ganado si no se sabe qué va a pasar con el precio del gordo hacia adelante”, acotó.

Para los negocios dentro de la Cuota 481 el encierre de ganados será similar al año pasado, ya que no se toman tantos riesgos y se tiene mayor certeza de lo que pueda ocurrir con los precios. En AUPCIN gran parte de los terneros se engordan para cuota.

Con respecto a las referencias de precios para animales de Cuota 481, Ferrés señaló que los valores relativos por tonelada exportada son similares a los que se manejaban el año pasado. “Podrían haber bajado algún dólar, (…) pero se observa cierta estabilidad”, remarcó.

De todas maneras, señaló que el precio de la reposición del novillo gordo de Cuota está por arriba al del año pasado y es ahí donde el negocio se complica, debido a que si el costo de la comida se mantiene, el margen del negocio se achica.  

Estos aumentos de los precios del ganado de reposición, tal explicó Ferrés, se debe a varios componentes: una menor oferta, ya que Uruguay tiene menos terneros debido al bajo número de nacimientos; una fuerte exportación de animales en pie el año pasado y las buenas perspectivas para ese año, y a la decisión de los productores de no hacer cultivos de invierno, sí hacer pasturar y echar terneros livianos al campo a cosechar carne. También se le suma el aumento de la demanda, con un sector, que son los productores, que se está viendo beneficiado y un dólar favorable.

Finalmente Ferrés concluyó, “ojalá que este beneficio de los criadores sirva a futuro con una buena producción de terneros, ya que hay oportunidades de negocios”.

Escuche la entrevista a Álvaro Ferrés: 

Rurales EL PAIS