Ganadería

“El productor necesita un mejor equilibrio de precios por ganado gordo”

Los valores rondan en segunda balanza entre US$ 2,80 a US$ 2,85 por novillos y US$ 2,55 a US$ 2,60 por vacas

Ganado vacuno en el campo. Foto: archivo El País.

Ganado vacuno en el campo. Foto: archivo El País.

Durante los primeras tres semanas de diciembre se ha producido un leve descenso de la faena de bovinos. En la última semana se registraron 48.015 vacunos, 4.052 cabezas menos en comparación a la anterior. Además, la partida de los grupos kosher marcaron, después de varios registros, una superioridad de las vacas sobre los novillos.

En opinión de Francisco Cánepa, consignatario de ganado de Salto, dijo que el comportamiento de la faena es adecuado debido a la época del año que estamos transitando. Pensando en las semanas siguientes, estimó que los niveles de oferta no se van a mantener por los efectos positivos que ha tenido el clima, donde el clima sale beneficiado.  

El director de Rúben F. Cánepa indicó, en Valor Agregado en Carve, que “lo importante es el nivel de extracción de ganado gordo que es muy bueno, quiere decir que los mercados de afuera están. La industria está logrando colocar la carne de muy buena forma”. En esa misma línea, comentó que sería positivo el descongestionamiento de la oferta para “lograr un mejor equilibrio de precios, porque que el productor lo necesita”.

Señaló que las entradas a planta van entre 5 a 10 días como máximo y con negocios “dinámicos y cargas bastante rápidas”. Según contó el consignatario, los valores por haciendas gordas ronda en segunda balanza entre US$ 2,80 a US$ 2,85 por novillos y US$ 2,55 a US$ 2,60 por vacas. “Es lo normal, por lotes más grandes se pueden conseguir otros negocios”, aclaró. Más allá de estos precios, Cánepa dijo que hay productores con pretensiones “bastante por encima de estos valores”.  

Escuche a Francisco Cánepa:

Rurales EL PAIS