Ganadería

El mercado ganadero continúa con mucha firmeza, pero con poca oferta

Frigoríficos dedicados al abasto pujan más por el ganado.

 

Sequía en Paysandu

Ganados. En el este y centro no hay verdeos para terminar los animales y eso pesa sobre la oferta.

 

El mercado ganadero está cerrando la semana con precios firmes reflejo de la escasez de oferta de animales gordos bien terminados.
Según dijo a El País el consignatario Gustavo Basso, “los ganados que salen a venta se colocan” y los frigoríficos están dando entradas que están entre 10 y 15 días.
El déficit hídrico retrasó fuerte el desarrollo de los verdeos en el este y en el centro del país, por lo que la demora en los engordes se mantiene e incluso puede profundizarse más en las próximas semanas. Contrariamente, en los departamentos del norte del país, donde los campos y verdeos están rebrotando ayudados por el clima -además tuvieron un régimen de lluvias superior- hay un poco más de oferta, aunque también cuesta conseguir ganado bien terminado. Por lo menos los verdeos rebrotados le están dando un poco más de calidad de forraje al ganado.
Basso sostuvo que hoy “no hay una industria que esté pujando más en el mercado por el poco ganado que aparece”, pero admitió que dentro de esa puja “se destacan los frigoríficos dedicados al abasto interno”. Contrariamente los frigoríficos dedicados a la exportación, muestra mayores síntomas de necesidad por ganado gordo, pero no ejerce presión sobre el mercado al momento de salir a comprar.
El retraso de prácticamente dos meses que muestran las faenas de carne con destino a Israel, debido a un problema entre los importadores y el gran rabinato que todavía está por resolverse, también viene incidiendo fuerte sobre el mercado de haciendas. “Lo que notamos es que la demanda tendría que actuar de otra manera si tuviera la presión de los rabinos”, destacó Basso. Dependiendo de una audiencia judicial en Israel, en el mejor de los casos las cuadrillas de rabinos que supervisan las faenas bajo el rito Kösher estarían llegando a Uruguay los demás frigoríficos de la región a fin de mes o durante los primeros meses de junio.

LIMITADO.

Mientras tanto, los consignatarios no están previendo un incremento de la oferta de ganado gordo especial para las próximas semanas, pero sí podría incrementarse la oferta de animales de tipo manufactura. “Indudablemente que va para largo la posibilidad de tener un aumento de oferta”, agregó Basso. Por más que el tiempo ayude, parece que el productor no consigue tener mayor poder negociador frente a la industria, porque faltan verdeos.
Por su parte, Juan Manuel Leites, comprador de ganado para el grupo Tacuarembó/Marfrig reconoció que la seca en los departamentos del este “se está haciendo sentir porque los consignatarios de esa zona se largan a comprar ganados en el litoral donde hoy está la oferta”.
Leites consideró que en el litoral y norte del país por unos días se mantendrá la oferta si el clima continúa ayudando, pero también descartó posibles aumentos de la misma. “Ya faltó el engorde de abril y mayo, pero creo que por unos días habrá oferta, porque viene el invierno por delante y la gente va a acomodar sus campos y aprovechará lo que pueda vender. Veo una oferta estabilizada”.

CÁLCULO.

Mientras tanto, la Federación Rural divulgó los nuevos valores sugeridos, calculados en base al indicador del Instituto Nacional de Carnes (INAC) conocido como Relación Hacienda/Exportación (RHA). Con un precio promedio para la tonelada de carne bovina exportada de US$ 3.716, según el mencionado indicador debería ser de US$ 3,42 el valor del novillo gordo, cuando se paga US$ 3,26 (la diferencia es de US$ 0,16 por kilo).
En el caso de la vaca gorda se debería pagar US$ 3,12 cuando esta categoría cotiza a US$ 2,78 (la diferencia es de US$ 0,34 por kilo).

Rurales EL PAIS