Carnes / Ganadería

El Foresun Group compró frigorífico cerrado en Córdoba

En Argentina hay tres plantas en manos de empresarios chinos.

Frigorifico  Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

Frigorifico Canelones, reses colgadas, gente trabajando foto Ariel Colmegna, Archivo El País, hoja 80808 del 20010111

El grupo chino Foresun Group compró finalmente el matadero Estancias del Sur, en la provincia argentina de Córdoba, planta que hasta ahora estaba en manos del grupo brasileño Marfrig Alimentos. Éste grupo desembarcó en Argentina en 2006, haciéndose propietario de ocho plantas frigoríficas.

El matadero Estancias del Sur había dejado de faenar en agosto de 2015 y el grupo Marfrig venía negociando su venta, en el marco de una reestructura que implica desprenderse de algunos frigoríficos en Argentina, cuya ganadería vino perdiendo terreno en los últimos años. Se maneja que en tan sólo 10 años la ganadería vacuna argentina perdió cerca de 13 millones de cabezas, volumen similar a todo el stock vacuno del Uruguay. La incertidumbre del negocio ganadero, las restricciones a las exportaciones de carne que venía aplicando hasta el cierre de la planta el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, llevaron al cierre de la empresa.

Estancias del Sur va a retomar su actividad próximamente de la mano del holding empresarial chino Foresun Group, según lo anunció el alcalde de la ciudad de Unquillo, Jorge Fabrizin, publicó el diario argentino La Prensa.

La capacidad productiva de Estancias del Sur llegó a alcanzar las 15.000 cabezas vacunas al año y a tener una cuota Hilton de 1.000 toneladas, una ventaja que pesa mucho en el negocio, porque esa planta está habilitada para entrar en el mercado de la Unión Europea en los nichos de alto valor.

Potencial.

El presidente de la Asociación de Frigoríficos e Industrias de la Carne de la provincia de Córdoba (AFIC), Daniel Urcía, destacó que Foresun Group es la primera empresa china dedicada al sector que llega a Córdoba.

Además de la compra de Estancias del Sur, los empresarios chinos habrían cerrado las de los frigoríficos Hughes, en Santa Fe, y Vivoratá, en la provincia de Buenos Aires.

China cada vez más mira hacia los países del Mercosur para mantener su mercado abastecido de carne bovina y otras proteínas, en la medida que la dieta de sus consumidores mejora de la mano de un mejor poder adquisitivo.

En el caso de Uruguay, los empresarios chinos también muestran cada vez más interés en marcar presencia en la industria frigorífica uruguaya e incluso en 2015 compraron la planta del Frigorífico Rosario (en Colonia), hasta ese momento en manos de capitales uruguayos.

Al cierre del mismo año China representó el 35% del total de la carne bovina exportada y las menudencias, mostrando un fuerte crecimiento pues en 2014 había representado alrededor del 20% del total de carne bovina exportada. Uruguay aún tiene mucho para crecer en China.

Rurales EL PAIS