Ganadería

Destete racional II: manejo de los terneros a corral

ForoRural para EL PAIS
En la nota anterior, (http://rurales.elpais.com.uy/ganaderia/destete-racional-como-evitar-la-perdida-de-kg-en-vacas-y-terneros), presentábamos una técnica de destete que permite conservar el estado de las vacas y recomendábamos realizar el destete a corral de los terneros. Hoy atenderemos los aspectos prácticos de la técnica, basados en la experiencia del doctor Arnoldo González, veterinario y productor de Tacuarembó.

unnamed (1)
Ventajas. El destete a corral es el método que ahorra mas energía a los animales. Evita las caminatas constantes, con la consiguiente pérdida de peso. Por eso, es un momento inmejorable para enseñar a comer a los terneros, ya que no sólo aprenden a hacerlo sino que reciben los nutrientes necesarios para mantenerse en buen estado durante el periodo de estrés del destete.
La ventaja de que una ternera aprenda a comer de chica es que se simplifica la operativa cuando se la va a suplementar en invierno para alcanzar un adecuado peso y madurez sexual. Esto también permite que se implementen suplementaciones de corta duración durante el pos parto, técnica reservada sólo para animales que saben comer.
En los machos la ventaja tiene que ver con todas las alternativas de suplementación animal que se han desarrollado en los últimos años. Tanto los sistemas pastoriles -que usan suplementaciones estratégicas para corregir limitantes de las pasturas- como los encierres totales para recría o engorde necesitan animales que sepan comer. De este modo se evitan periodos de aprendizaje muy ineficientes y costosos, que atentan contra la rentabilidad del negocio.
Una ventaja general y de largo plazo de enseñar a comer ración es que funciona como si se contratara un seguro de vida para el animal. Frente a una crisis forrajera, este animal rápidamente comenzará a asimilar los concentrados que se le ofrezcan (pues una vez que aprenden a comer ración lo recuerdan toda su vida). Implementarlo con animales adultos en esos momentos críticos puede resultar muy difícil.

La práctica. La operativa usando comederos lineales.
La ración debe ser de buena calidad; es suficiente que contenga un 16% de proteína cruda (PC). Lo importante es que la empresa fabricante sea confiable.

Día 1: No se debe ofrecer alimento el primer día, pero sí agua -que debe ser de buena calidad y cantidad- desde el primer día y hasta el último. Al ser separados de sus madres y quedar encerrados, los terneros pasarán el primer día muy nerviosos e inquietos.
Día 2: Se pone “un chorrito” de ración, porque es muy probable que tiren mucho al pisar, ensucien, etcétera. A modo de referencia, no deberían superarse los 200 g/ternero. Se puede ofrecer fardo para “atraerlos” a la ración, poniéndolo encima de ella. Aunque nutricionalmente no aporta mucho, el fardo juega un papel importante: tranquiliza a los terneros y disminuye el estrés. Debe estar en buen estado -cuidado con fardos enmohecidos o cosechados con malezas-, pero no necesariamente debe ser de alfalfa o similar. El segundo día los terneros no comerán, pero los más curiosos irán a ver qué hay en el comedero y probarán la ración. Ellos serán quienes enseñen a los demás a perder el miedo y a comer.
Día 3 a 6: Se debe ir aumentando la ración gradualmente, a razón de 200-400 g/día/ternero (hay que manejarlo en la práctica y con el asesor). Es importante ir despacio y aumentar progresivamente la cantidad de ración. Con esta idea al sexto día estamos en un kilo por ternero. Hay que tener cuidado con la administración de fardos, porque puede pasar que mucho fardo a voluntad dificulte el aprendizaje a la ración. Al tercer día ya hay unos cuantos terneros que se incorporan a comer. Así, paulatinamente, la mayoría va quedándose y probando. Es importante suministrar la cantidad total del día separada en dos veces -de mañana y de tarde- y, si fuera posible, en el medio otra puesta, que ayudaría a mejorar el acostumbramiento.
Día 7: Al final del periodo ya sabrán comer bien y podrán pasar a cualquier otra etapa sin problemas. En caso de que vayan a campo natural con reserva de pasto no sentirán nada y se los podrá ver pastar tranquilamente sin costear. Un detalle importante es la mansedumbre, aspecto que facilita el manejo amigable de por vida de esos animales.
La operativa con comederos de autoconsumo
En la actualidad la incorporación de los comederos de autoconsumo favorece muchísimo el acostumbramiento, ya sea por el aprendizaje como por algunos aspectos nutricionales que eran fuente de problemas.

unnamed

Es importante preparar la ración con fardos para que resulte atractiva los primeros días

Ración. Se debe incorporar “ración con fibra” en el comedero, con la ventaja de no tener que usar fardos ni otra fuente de fibra. La comida siempre está a disposición y no importa que se tenga mucha cantidad, ya que los terneros solos regulan lo que necesitan. No es necesario ir aumentando paulatinamente la ración, ya que el ternero va comiendo a voluntad. Es difícil ver problemas nutricionales, aunque eso depende mucho de la calidad de la ración. Para estimar la cantidad se debe calcular, para empezar, el 3% del peso vivo por día (3,6 kg/día para terneros de 120 kg). Los primeros días sobrará, pero después se irá ajustando a ese porcentaje. Deben disponer siempre de ración a voluntad.
Fardos: Si bien la ración con fibra no requiere del uso de otra fuente de fibra, es una realidad que los animales con fardo están mas “tranquilos”. El estrés disminuye.
Comederos: Poner un comedero cada 50-60 terneros, considerando los comunes de 600-800 kg que tienen un frente de 1,5 m aproximadamente de cada lado. La cantidad se podría ajustar si el lote es muy parejo, pero es conveniente que sobre comedero para que los animales más tímidos puedan llegar sin tener que desafiar a los dominantes por un lugar. Es importante tener en cuenta que con este sistema es mas difícil identificar precozmente a los terneros que no comen -ya que no los vemos simultáneamente a todos comiendo-, por lo que hay que observar con mucho detenimiento los animales. Con los comederos de autoconsumo disminuyen los problemas de dominancia y aumenta la posibilidad de que todos los terneros accedan a la ración rápidamente. Los terneros aprenden rápidamente a comer. En una semana están muy mansos comiendo y perdieron un mínimo de peso por el destete.

Agua y sombra. El agua debe ser siempre de buena calidad y en abundancia. Hay que considerar que un ternero de 130 kg puede tomar 10-15 litros de agua por día, pero depende de varios factores (como temperatura del agua, salinidad, temperatura ambiente, etcétera). En caso de no disponer de bebederos instalados en el corral, se puede colocar un par de bebederos contra un alambrado y en una zorra cargar algún depósito, reponiendo del depósito a los bebederos tantas veces como sea necesario. La zorra queda en el corral frente a los bebederos -distanciada unos 2-3 m (largo del caño)- y en cualquier pasada, al mirar los terneros, se repone el agua. El agua puede ser bombeada directamente de un lugar cercano, como una cañada que corra o un pozo, pero siempre debe ser de excelente calidad.

Corrales a utilizar. La idea es utilizar los corrales que tenemos para el manejo normal del ganado. Hay que considerar que deben estar bien de alambrados, ya que los terneros pasan todo el día buscando la falla. No pueden estar muy apretados, pero el espacio tampoco debe ser exageradamente grande. Hay que tener en cuenta que durante los primeros 3-4 días no es conveniente trabajar con ganado en esos corrales por el estrés que provoca en los animales recién destetados.
www.fororural.com

Un dato clave: el uso de la “vaca guía”…

 En la nota anterior (http://rurales.elpais.com.uy/ganaderia/destete-racional-como-evitar-la-perdida-de-kg-en-vacas-y-terneros), mostramos cómo destetar en el potrero original para que las vacas no “costearan” y recomendamos llevar los terneros al corral sin las madres.
Frente a la consulta recibida de parte de decenas de lectores acerca de alguna forma práctica para llevar los terneros “sin usar palos, gritos y perros”, explicamos el concepto de vaca guía que nos enseñó el señor Naro Silva, capataz de Arié Stolovas.
La idea es apartar los terneros de algunas lecheras el día anterior y encerrarlos en el corral donde vendrán los terneros destetados a aprender a comer.
Al día siguiente se lleva las vacas lecheras al rodeo que se va a destetar.
Se apartan los terneros, como explicamos, y se los junta con las lecheras.
¿A dónde quieren ir las lecheras?
Adonde perdieron sus terneros. Es decir, al corral de las casas donde queremos llevar el lote de terneros destetados.
De esta manera, las vacas lecheras conducirán al lote de terneros al sitio donde deseamos llevarlos, sin palos ni perros.

TIPS

  • Controle a terneros que no comen y retírelos del lote por riesgo de muerte.
  • Observe a los que comen mucho y que de un día a otro podrían dejar de comer. Esto podría ser un indicio de uno de los problemas más frecuentes de “empacho” (acidosis), y hay que consultar inmediatamente con el veterinario.
  • Detecte precozmente terneros que tengan diarrea -o cualquier signo que se aparte de lo normal- y aplíqueles el tratamiento correspondiente.
  • Limpie a diario los comederos tirando la ración mojada o con restos de materia fecal o barro.
  • Arme un alambrado eléctrico dentro del corral y que los terneros aprendan a respetarlo.
  • Ubique los bebederos al sol, ya que el vacuno prefiere tomar el agua tibia.
Rurales EL PAIS