Carnes / Ganadería

Daniel De Mattos: “Llegada de NH Foods traerá mejoras de mercados”

El General Manager de BPU, consideró que la inversión por parte de la empresa japonesa servirá para “mejorar la penetración en mercados como China, donde se podrán hacer asociaciones estratégicas”. Por otra parte si se llegara a dar la reapertura del mercado japonés, De Mattos consideró que “si se diera van a absorber todo tipo de productos y calidades que producimos”.

Foto: Pablo D. Mestre

Pablo D. Mestre. 
-¿Cómo surge el relacionamiento con Nipponham (NH Foods) para la compra del frigorífico BPU?
-Realmente fue una historia muy corta. Nosotros no participamos de las primeras visitas que realizó NH a Uruguay, después iniciamos algunas conversaciones antes de fin de año que desembocó en esta compra. La mayor fortaleza es que son dos empresas que compartían los mismos principios, es lo que más le ha gustado de BPU y así se concretó la venta.
-¿Cómo define a la empresa japonesa?
-Es un proveedor global de proteína animal que ha extendido su actividad en más de 18 países. Fue fundada en la primera guerra mundial por una familia y sigue siendo operada por ellos. Incluso a Durazno vino el hijo del fundador de la misma. La empresa hace mucho hincapié en la integridad, seguridad alimentaria, higiene, calidad de productos y eso lo han destacado. Es una empresa con muchísima potencia económica y nos deja muy satisfechos de poder hacer una asociación o emprendimiento junto a ellos.
-¿Cuál será el plan de negocios?
-La industria de la carne va a seguir siendo donde uno desarma muchas partes de un animal e intenta maximizar una ecuación que incluye muchísimos mercados. Pero la llegada de NH que tiene un profundo conocimiento del mercado asiático, toda Asia, va a traer mejoras en nuestra penetración de mercado, especialmente en China. Es un mercado que no conocemos y le vendemos el 50% de nuestra carne pero siempre en negocios de corto plazo y sin asociaciones estratégicas. Otros países, como Australia, tienen asociaciones estratégicas y son proveedores de carne de altísima calidad, o sea que existe ese mercado que no estamos penetrando o haciéndolo con los volúmenes necesarios. También va a permitir llegar mejor al consumidor final en China o a las cadenas alimentarias donde se prioriza la calidad y se está dispuesto a pagar más.
-¿Puede llegar a modificar los sistemas de alimentación del animal por el tipo de carne que se puede demandar?
-Por ahora no veo cambios a corto plazo, en los próximos meses vamos a tener mayor conocimiento sobre ese tema, pero la carne Wagyu va a seguir siendo un nicho y hay que tener en cuenta que los mayores volúmenes que se consumen en China o Japón es de carne procesada. Por tanto, todos los sistemas de producción van a tener oportunidad en ese sentido. Sí veo que hay oportunidades en China para la producción a grano, que hasta el momento no lo tenemos nada explotado. Lamentablemente somos muy dependiente de la Cuota 481 que tiene una definición muy incierta en cuanto a su duración, por lo que tener oportunidades en otros mercados nos va a dar mayor tranquilidad y permitir agregar más valor. Sin pensar cosas extrañas hay que pensar en cómo vamos a comercializar mejor el gran volumen que Uruguay tiene potencial para producir.
-¿Qué tipo de productos puede demandar Japón si se lograra la reapertura de ese mercado?
-No lo hemos definido, pero Japón va a absorber todo el espectro de calidades y tipo de productos que nosotros podemos producir.

Rurales EL PAIS