Carnes / Ganadería

Cuota 481 duraría entre siete y nueve meses más

Aguerre confiado en que costará que UE y EE.UU. acuerden

Ganado a corral. Foto: El País.

Pablo Antúnez

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, se mostró optimista en que la ganadería uruguaya pueda utilizar, por lo menos, entre siete y nueve meses más la cuota cárnica de alta calidad con la Unión Europea para ganado de corral, conocida como el cupo 481.

El cupo sigue con futuro incierto, pues si bien Uruguay y Australia hoy son los mayores exportadores, fue otorgada por la Unión Europea a Estados Unidos en el marco del litigio de la carne con hormonas que duró más de 10 años.

Pasado el período de análisis de comentarios, Aguerre confía en que a Estados Unidos “le llevará tiempo tomar una decisión”. Puede acordar con la Unión Europea dejarla sin efecto —ahí la perderían todos los proveedores— y en caso de que se tomara esa postura, “cualquier desmantelamiento implica que se comunique a la OMC y con posterioridad a la notificación oficial, hay un período de, al menos seis meses, donde la cuota seguirá existiendo”.

Los exportadores de Estados Unidos se quejan porque de las 40.000 toneladas que tiene la cuota 481, unas 37.000 toneladas son abastecidas por Uruguay y Australia (Argentina y Nueva Zelanda exportan muy poco volumen dentro del cupo). “La razón por la que EE.UU. no vende en Europa es porque su sistema está basado en las hormonas. Estas forman parte del paquete productivo, pero producir con hormonas implica producir a un precio que está US$ 3.000 o US$ 3.500 por encima del que ofrece Uruguay o Australia”, reconoció Aguerre.

La tonelada de carne uruguaya dentro del cupo llega a un valor promedio de US$ 9.000, contra los US$ 13.000 o US$ 13.500 de la tonelada de Estados Unidos.

El secretario de Estado insiste en que la pregunta es: ¿los consumidores europeos acostumbrados a la carne uruguaya y australiana de la cuota 481, están dispuestos a pagar US$ 13.500 por tonelada si la hace sólo Estados Unidos?

A su vez, el desafío para Uruguay es determinar cómo se conquistan esos nichos de mercado, cuando tal vez no se tenga el diferencial arancelario que hoy tiene el cupo —tiene arancel cero—, pero con esa misma carne vacuna diferenciada de otra forma (por otros atributos). Esos son aspectos claves en que el gobierno y el sector privado ya están trabajando frente a un hipotético caso en que la cuota se perdiera porque Estados Unidos y la Unión Europea acuerdan otros canales para solucionar su diferendo comercial. “No estamos en condiciones hoy de asegurar que la cuota seguirá, pero es altamente probable que no haya sobresaltos durante los próximos 7 u 8 meses”, afirmó el ministro.

Más allá de que esa carne de la cuota 481 entre en la Unión Europea con arancel cero y vayan más cortes que dentro de cupo Hilton (para ganado a pasto), lo más importante es que este cupo obligó a la cadena a producir una reposición de alta calidad, para llegar con animales menores de 27 meses a la faena, incorporando el grano a la dieta vacuna y mejorando la rotación agrícola.

Rurales EL PAIS