Ganadería

Creep-feeding: eficiencia y rentabilidad para la cría

Una alternativa de fácil implementación y baja inversión.

FORO RURAL

ForoRural.
Relegada a los peores suelos y basada en un proceso biológico de baja eficiencia, históricamente la cría es el eslabón de menores ingresos dentro de la cadena cárnica. Lo cierto es que los números de las empresas criadoras se ajustan cada vez más. En este contexto, ForoRural propone analizar el Creep-feeding (CF), una alternativa de fácil implementación y baja inversión que puede mejorar los resultados de estas empresas.

ReferenteCon diez años de aciertos y errores, trabajando en campos superficiales de la zona de Piedra Sola, Tacuarembó, Rosendo Laca comparte los detalles prácticos de una tecnología que no duda en definir como una de las claves que han disparado sus indicadores productivos y económicos en los últimos años.

La técnica. Consiste en suplementar al ternero al pie de la madre desde el nacimiento hasta el destete, usando una infraestructura que permite administrar alimentos diferentes al ternero y a la vaca.
Los lotes deben ser homogéneos y se arman a medida que los terneros van pariendo. Se debe juntar el ganado hacia el CF cada 2 a 3 días, al principio. Una persona a caballo puede controlar, sin problemas, 6 potreros con un total de 500 vacas.

Infraestructura. Las instalaciones deben estar listas antes de que nazca el primer ternero. Para 120 vacas con 120 terneros, las instalaciones consisten en:
Vacas: batea techada con depósito a una altura de 1,10 m al borde del comedero, y de 3 m lineales de cada lado. La altura impide que los terneros lleguen a la sal mineral de las vacas.
Terneros: batea techada apoyada a nivel del suelo, con una altura de 30 cm al borde del comedero y un largo de 2 m lineales de cada lado. Se debe hacer un corral de tablas cuadrado, de un mínimo de 5 m de lado y una altura de 90 cm, que impide que las vacas accedan al comedero. En caso de haber mucho desnivel, es necesario agregar una tabla adicional o tirante debajo, a 5 cm del piso. Los terneros ingresan entre las tablas.
Se recomienda colocar una malla-sombra sólo sobre el comedero de los terneros, la cual cumple tres funciones:
• Evita la humedad en el alimento
• Genera sombra y protección, fomentando que el ternero permanezca un rato en el comedero
• Evita que la vaca vea el comedero de los terneros, ingrese y coma la ración de los terneros

Ubicación. Se debe ubicar los comederos en el centro del potrero y en piso firme, ya que el enemigo principal del CF es el barro. También se puede rellenar con material. Si el único lugar firme es en un extremo, más vale hacerlo en otro potrero.
El agua debería estar cercana; si se encuentra en un extremo, los comederos deberían ubicarse entre el agua y el centro del potrero. También debe considerarse el acceso en un vehículo para la recarga de ración.
La orientación debe ser norte-sur; la batea de los terneros se ubica hacia el norte.

Alimento del ternero. Es importante entender que el ternero va a comer porque le gusta, no por necesidad, porque la leche es suficiente para esa etapa. Por lo tanto la ración debe ser de alta calidad y muy palatable. El objetivo es lograr el mayor consumo posible, ya que la conversión de ración en carne es excelente en esta etapa y la ecuación es, por lo tanto, muy favorable. Deben usarse productos diseñados específicamente para este fin, ya que contienen formulaciones completas. No es recomendable utilizar sub-productos, ya que por más que tengan igual proteína o energía, su calidad es menor y carecen de elementos fundamentales como vitaminas, pro-bióticos y otros aportes esenciales para la buena alimentación de un animal tan delicado como el ternero. Al usar sub-productos los resultados generalmente son malos.
Etapa inicial (inicio hasta 30-45 días): al comienzo se utiliza una ración comercial, peleteada, de alta calidad, con 18% de proteína bruta; se comienza con volúmenes de 3-4 kg de ración distribuida entre las dos bateas (100 terneros). Debería durar 2-3 días y luego reponerse. Para enseñarles se usa melaza, que atrae a los terneros por su olor y palatabilidad. Se la puede diluir con agua haciendo un caldo y echando por encima del alimento. También se la puede esparcir en la estructura de los comederos, para que sean olfateados y se genere avidez por comer la ración.
Etapa intermedia (30-45 hasta 120 días): en esta etapa se mezcla la ración de la primera etapa con el producto específico para CF en partes iguales. Si se realiza destete temporario, es probable que coincida con este período. En ese caso, hay que considerar que el ternero aumenta el consumo de ración buscando reemplazar el aporte de la leche.
Etapa final (120 días hasta el destete): a partir de los 4 meses de edad y más de 140 kg de peso se retira la ración y se mantiene el producto específico de CF, al que se le adiciona un concentrado proteico con 30-40% de proteína en proporciones que comienzan en 33% de concentrado proteico y 67% de suplemento CF (y que llega a un 50/50 definitivo a los 15 días). Esta mezcla se utiliza desde los 4 meses y hasta el destete, y es donde se alcanza la máxima ganancia de peso del período. Para que esto sea posible, la suplementación debió empezar con el ternero chico. Cuando se comienza tarde, esta ganancia explosiva no se manifiesta.

Alimento de la vaca, Desde antes del parto y hasta 60 días pos-parto se utiliza una sal mineral de alta calidad con elevado contenido de fósforo, completa en micro-minerales. Luego se puede usar una sal de composición intermedia durante el entore. Una vez retirados los toros es posible seguir solamente con sal común. Pero es muy importante siempre administrarles algún alimento para que vayan al comedero y “lleven” al ternero.

Beneficios directos. El peso de destete actual, con el sistema bien ajustado y usando la raza Braford, es de 220 kg. El objetivo es llegar a los 250 kg. La diferencia de peso a favor de los terneros suplementados (CF) se estima en 30 kg, que a valores de mercado representan 55 dólares. Considerando costos de 13 dólares (12 alimento+1 infraestructura) arrojan un resultado neto de 42 dólares por ternero.

Beneficios indirectos.
• Vacas: tienen un mejor estado corporal al destete, que repercute en la preñez futura. Las que crían su último ternero (CUT) se venden gordas antes del invierno.
• Terneros: salen con un rumen más desarrollado, entonces están más adaptados a digerir pasturas fibrosas de campo natural en invierno, con moderados niveles de suplementación. El peso a los 18 meses es de entre 300 y 350 kg. A esa edad las hembras alcanzan el peso de entore y los machos acceden a la cuota 481.
Más información, fotos y vídeos en fororural.com.

Rurales EL PAIS