Agricultura / Ganadería

Cerro Largo: los productores están “corriendo contra el tiempo”

Para el Ing. Agr. Ángel Souza se avecina un panorama complicado en cuanto a pasturas y disponibilidad de forraje, “estamos muy ajustados para tener una posibilidad en el invierno de sobrellevar tanto el engorde como la cría y recría”.

Angel Souza

Ing. Angel Souza. Foto: Agroynegocios.TV

 

¿Cómo han sido los resultados de la cosecha de soja en las chacras que ha visitado?

Los resultados han sido muy dispares, de acuerdo a como se han sucedido las lluvias en cantidad y volumen.

Hemos tenido resultados muy magros de algo mas de 1.000 kilos por hectárea y por otro lado resultados muy buenos con chacras que superaron los 3.000 kilos por hectárea, que han sido resultados que realmente llamaron la atención por lo bueno y mirando la situación climática que se ha sufrido. A las chacras que no les faltó agua en el momento crítico del cultivo obtuvieron buenos resultados.

En esta zafra de soja 2014-2015 podemos manejar una cifra de rendimiento promedio en Cerro Largo, y en las chacras que manejamos o tenemos determinado contacto, que se ubica en el entorno de los 2.200 kilos por hectárea de promedio.

En nuestro caso trabajamos chacras dentro de una zona de influencia ubicada en alrededores de Melo, Centurión, Noblía y Caraguatá, digamos que nos movemos dentro de ese triángulo; y las zonas más afectadas por la falta de agua fueron Centurión y Berachí. Dentro de las mejores zonas ubicamos a chacras de Caraguatá, que alcanzaron muy buenos valores de producción y otras zonas tuvieron resultados más dispersos, pero los extremos se ubican entre Caraguatá con muy buenos valores y Centurión y Berachí con resultados más magros.

La situación climática dificultó en gran forma a los productores en la preparación de comidas para el invierno…

La verdad es que está muy complicado. Si recordamos, las lluvias se cortaron en enero y en los meses de febrero y marzo comenzaron a ser muy escasas.

Con la demanda de la soja los suelos se secaron bastante, y aquellos suelos que no venían de soja también  comenzaron a sufrir y eso llevó a que no se pudiera realizar una buena planificación en cuanto a herbicidas, y obviamente los productores fueron muy cautos en la reserva de semilla y el inicio de siembra. Se especuló siempre con la posibilidad de lluvias, las cuales se han venido retrasando; tuvimos algo hace unas semanas atrás, en algunos lugares fueron mejores que en otros esas lluvias, y los productores comenzaron a tener otra iniciativa en la siembra de praderas o de verdeos.

Esperamos que continúen moviéndose porque ya vemos que será un invierno complicado, ya lo estamos viendo que se avecina un panorama complicado en cuanto a pasturas y disponibilidad de forraje, dado que tenemos este mes de mayo como límite para la siembra de estas pasturas, de forma de tener una posibilidad en el invierno que sobrelleve tanto el engorde como la cría y recría que se ven venir complicadas.

¿Si esas comidas se implantaran ahora, igualmente tendrán un resultado tardío?

Si. Serán comidas que estarán disponibles tarde, porque si recién estamos sembrando, estas comidas tienen como mínimo 60 días para aparecer; en caso de que acompañe bien el clima quizás unos días antes, pero no mucho menos que ese tiempo. Y estamos hablando de fines de julio o inicio de agosto, o sea que la situación forrajera se presentará complicada. Igual vemos que los productores se han cubierto bastante, se han hecho muchos fardos de arroz, incluso de campo natural y eso va a ayudar.

Este será un año de utilizar raciones, afrechillo, y estimo que hay que armarse en ese sentido, dado que se presenta un invierno duro.

Dentro de este panorama climático, ¿Cuál es la medida más rápida a la cual apuntan los productores?

Hoy en día, viendo que las pasturas van a estar retrasadas, lo más rápido que uno tiene es utilizar raciones en general, y algún fardo que ayuda más que nada; eso es lo mas rápido que hoy se tiene, porque las pasturas estarán prontas en 2 o 2 y ½ meses por lo menos, momento que estarán aptas para pastorear. O sea que ya entrando a la primavera. Tendremos una salida de invierno dura, porque hay muchos campos actualmente que están secos pero empastados, eso va a ayudar a aguantar un poco, pero el tema va a ser a fines de julio o agosto, y no se si a inicios de setiembre, dado que los anuncios no son de que se vayan a registrar muchas lluvias, y las temperaturas serán dentro de lo normal, con heladas que ya alguna tuvimos, por lo cual no le veo rápida respuesta a los verdeos.

¿Y cómo se manejan con la falta de agua en los predios?

Hay muchos productores, sobre todo aquellos que dependen de tajamares, que están muy complicados. No así los que vienen de aguas de zanjas, etc., pero los que tienen tajamares uno se da cuenta del dimensionamiento y del mantenimiento de tajamares cuando pasan estas situaciones. Generalmente uno se olvida de eso y cuando quiere reaccionar ya es tarde; los tajamares se secan rápido, dado que no se los mantuvo en su momento, tienen algunas filtraciones, y entonces lo primero que falta es al agua.

El agua comienza a quedar con mala calidad, el ganado la comienza a rechazar, y hay productores muy complicados en ese sentido, los cuales no tienen más respuesta que esperar una buena lluvia o comenzar con bebederos o pozos semisurgentes, que si no estaban planificados la situación se torna bien complicada.

El gobierno declaró la emergencia agropecuaria, lo que puede paliar la situación…

Creo que este tipo de respuestas son buenas, tal vez un poco tardías porque se veía venir el panorama un poco nefasto. Pero bueno… se lanzó esta campaña para suministrar raciones, financiaciones para los productores, etc.. Pero el tema de fondo es haberlo hecho con tiempo, con planificación de aguadas, y demás. Porque una vez que pasan estas situaciones se quieren atacar los problemas, pero ya está en la mitad de la problemática y eso complica mucho.

 

Fuente: Agroynegocios.tv

 

Rurales EL PAIS