Ganadería / Remates

Casi 27.000 reses se comercializaron en el mes de mayo en Plazarural

Fue muy bueno, un remate que nunca perdió ritmo, ni interés y que nuevamente colocó un porcentaje altísimo de su oferta, analizó Alejandro Zambrano Zerbino sobre el segundo remate de mayo de Plazarural, el 181º del consorcio.

 

El director de Zambrano & Cía. dijo que en 11 categorías distintas se registró la colocación total y sólo la categoría de los vientres preñados registró un 70% y los novillos de 2 a 3 años (que se vendieron 4 de los 6 lotes) no superaron el 90%. “estos datos son una clara referencia de la tónica del remate”.

Para Zambrano un capítulo aparte fue “la excelente demanda por los lotes Braford y los Brahman de “La Yibuza”, que incidieron sobre todo en las vaquillonas de 1 a 2 años, categoría que corrigió casi un 9% en el promedio frente al remate anterior”.

También destacó que “algunos lotes que no habíamos podido vender en el primer remate de mayo y volvieron en este, se comercializaron, lo que reafirma la estrategia del consorcio de hacer más de un remate en los meses de mucha oferta como sucede en el otoño”.

Por último Alejandro Zambrano destacó que mucha gente quedó sin poder operar, “lo que deja claro que estamos en un momento del mercado donde la demanda es mucho mayor que la oferta en la reposición”.

Plazarural no le afloja.

Con esa frase del Ing. Agr. Fernando Indarte Gianoni definió al remate. Y la justificó “porque sólo 3 categorías estuvieron por debajo del 100% de ventas; porque la categoría terneros, en la que la exportación operó poco, mantuvo la firmeza e inclusive subió algunos centavos y porque en el segundo día con las categorías de cría, el mercado tuvo la misma o mayor agilidad que el primero con la invernada. Y en el caso de los ganados preñados (una de las categorías que no se llegó al 100% de ventas), se ve claramente diferenciado el interés y los valores de acuerdo con la calidad de los lotes”.

Para Indarte, “estamos con una zafra que se acortó, que antes de lo pensado empezó la firmeza y corrección a la suba de los valores, porque se faenó mucho ganado en lo que va del año, a diferencia del año pasado que a esta altura estábamos con entradas a un mes y ahora a lo sumo se cargan a 15 días”. Pese a las distorsiones causadas por las medidas gremiales y las abundantes lluvias , “venimos de semanas de 50 mil reses, se absorbe todo lo que hay de gordo, se acortó la faena, está muy dinámico el gordo y la gente tiene que reponer”.

Sobre el mercado ganadero consideró que “dentro de las generales de la Ley: o sea los altos costos y la baja competitividad por el valor del dólar, la ganadería viene bien acompañada por el clima, con niveles productivos excelentes”.

En ese sentido consideró que “habrá muchos puentes verdes que van a estar prontos en 15 días, lo que va a agregar una demanda en las categorías livianas en los próximos remates”. O sea, resumió el Ing. Indarte: “la oferta se reduce, el ganado gordo sube, por lo que no es esperable que haya correcciones de valores a la baja”.

Rurales EL PAIS