Ganadería

¿Bajar la renta o volver a la ganadería?

Fuera del programa de la Jornada de UPIC, que como ya es tradicional contó con el auspicio de diario El País y radio Carve 850 AM, el Ing. Agr. Álvaro Simeone expuso sobre la problemática de un productor ganadero que hoy tiene que renegociar la renta de su campo, con una tendencia a la baja, ante un agricultor.

g66185

Pablo D. Mestre.

El director de UPIC se preguntó: ¿si antes tenía una renta de 300 o 400 dólares/Há y hoy me ofrecen una renta de 150 o 200 dólares/Há, qué hago? ¿Hasta qué punto me sirve aceptar esa baja de renta o plantear, en lugar de ese valor tan bajo, entrar nuevamente al negocio y montar mi sistema ganadero?
Sobre el punto el Ing. Simeone realizó un estudio con valores sobre distintos escenarios.
Sobre un campo de alto potencial: el primer escenario es si deja la agricultura y empieza a hacer ganadería “light”, donde tiene praderas pero maneja una carga entre 0,9 y 1 UG/Há, con los animales ganando en promedio entre 500 y 600 gramos para tener novillos de 2 años, pero pocos; una ganadería de 250 kg de carne, “me convendría aceptar una renta agrícola aún un poco deprimida, porque el ingreso neto en realidad está en torno a 200, 207 dólares”.
Entonces, agregó, “es probable que aún en una depresión de precios de renta pueda superar esa renta con agricultura”.
Pero si en el mismo campo toma la decisión de hacer una ganadería con el modelo Giprocar (intensivo) para sacar una productividad de 450 kg de carne, “en ese escenario tengo un resultado en torno a los 350 dólares/há. y ahí sí supera una renta agrícola deprimida”.
Para cada uno de esos casos se hizo el cálculo de la renta en kilos de soja de equilibrio, asumiendo un precio de soja neta (después de pagar fletes y el transporte a Nueva Palmira), de 310 dólares/Tonelada.
El Ing. Agr. Simeone dijo que “con esos 200 dólares que saco, (en el primer ejemplo), estaría en torno de una renta de unos 600 kilos de soja, pero con los 350 dólares en el Giprocar, me tienen que pagar 1.000 kilos de soja para que me sirva, sino hago ganadería”.

Costos.

En lo que tiene relación con el costo de volver a la ganadería dijo que existe una confusión en generalizar. “Porque no salimos de la soja y hacemos una pradera de 450 dólares y le pongo 500 dólares de ganado, con lo que estoy cerca de 1.000 dólares, sino que tengo que hacer un pasaje gradual”.
Agregó que “si tengo 500 hás de soja no voy a salir a hacer 500 has de pradera, no lo haría ningún Agrónomo. Hay que restablecer gradualmente. Porque además al otro año tendría todas las praderas de segundo año y en el tercer año todas las praderas viejas. Hay que armar el esquema de vuelta, una rotación”.
En cuanto al cálculo de insumos ganaderos, en dólares por hectárea, el estudio del Ing. Álvaro Simeone llegó a una cifra para el sistema estabilizado de 174 dólares/há., y en el sistema a full de 292 dólares/Há.
Explicó el director de la UPIC que esto incluye una rotación bien forrajera: pradera en el primer año, en segundo año, tercer año y cuarto año y una avena.

Rurales EL PAIS