Ganadería

Auguran que habrá buenos porcentajes de preñez en los ovinos

 

majada de cría

Foto: Ariel Colmegna.

El déficit hídrico afecta seriamente al vacuno, pero sigue favoreciendo al ovino, luego de haber sido castigado por el exceso de lluvias en verano y primavera. Las majadas de cría están en plena encarnerada, en algunos casos y en otros al final del período de servicios.

“Estamos asistiendo a una buena encarnerada”, sostuvo a El País el doctor Adolfo Casaretto, jefe del Departamento de Transferencia de Tecnología del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), la única organización en el mundo solventada, creada y manejada por los productores para defender el rubro ovino.

“Si bien faltó verde, la seca de otoño permitió una recuperación importante de la condición corporal de las ovejas, aspecto determinante a la hora de la fertilidad”, agregó. No hubo sobresaltos parasitarios por el clima seco, ni problemas podales y si bien parece haber menos cantidad de ovejas sometidas al servicio respecto al año pasado, Casaretto se animó a asegurar que “habrá buenas preñeces. No hay datos de las ecografías (todavía es muy temprano), pero los datos de las inseminaciones artificiales muestran buenos porcentajes de celo”, dijo el profesional.

La falta de verde, según la visión de Casaretto puede haber condicionado el porcentaje de mellizos este año, pero se jugó a decir que habrá buenos porcentajes de parición.

En cuanto a las recrías, sostuvo que el verano y la primavera con lluvias las afectó. “Ahora se están recuperando sin sobresaltos los animales más débiles que entran al invierno con mejor condición corporal”, agregó.

 

Rurales EL PAIS