Entrevista / Ganadería

Álvaro Díaz Nadal: “Exportación a China marcará un antes y un después en la ganadería uruguaya”

Pablo D. Mestre.
-¿Qué lectura hace de esta Expo Vientres Angus?
-Es una demostración más que la ganadería es una palanca muy importante de la agropecuaria. Porque juntar 1.200 reses de una raza, que todos sean vientres y poder venderlos, más allá de los valores es relevante. Más en un momento que no es sencillo, a la entrada del invierno, con el precio del ganado gordo muy bajo, con un dólar a 28 pesos, y por tanto el ánimo de los productores indudablemente no es el mejor.


-¿Qué le genera eso?
-Asegurar tantos vientres que van a producir el Angus del mañana es maravilloso. Me deja muy conforme, me parece increíble vender 1.200 vientres en una tarde con mucha fluidez. Y si hubiera alguno más también se vendía. Esto refleja lo que es Angus.
-¿En qué sentido?
-Son muchos años de hacer las cosas bien por parte de directivas anteriores. Es haber llegado a un punto de equilibrio respecto a la funcionalidad del vientre Angus, que es muy eficiente produciendo en las condiciones que le brinda Uruguay. El punto de partida del éxito de cualquier raza son las vacas, el verdadero motor. Las que viven a campo, que se tienen que alzar, preñar, parir, destetar un ternero saludable y en buen estado. Cuanto más cerca estemos de conseguir la vaca que nos dé eso, la raza va a ser más eficiente. Y Angus hoy lo está.
-¿Qué proyecta de Angus?
– Hay que ser cuidadoso de no irse a animales extremos para arriba ni para abajo, ni agregarle alguna condición que nos quite otras. Y hay una realidad, estamos trabajando una raza extraordinaria muy bien adaptada a las condiciones climáticas que le da esta zona del mundo.
-¿Qué significa la Exportación de vaquillonas a China?
-Estoy convencido que habrá un antes y un después de la salida del primer barco de vientres Angus de Uruguay a China. Si no nos equivocamos, que no deberíamos hacerlo porque las empresas que están en el negocio conocen el mercado, y las primeras 6.000 andan bien en China, tenemos un mercado ilimitado para Uruguay. Y lo mejor de todo es que el beneficio directo de esas exportaciones es en el primer eslabón de la cadena. Brinda la posibilidad a un productor de 200 vacas y que produce 80 terneras por año, dejar 80 vaquillonas y exportarlas a China. Es un negocio muy democrático en el sentido que le puede llegar a todos, desde los grandes a los más pequeños.
-¿Cómo son los detalles?
-La empresa Austrex, (Australian Live Export), de Australia, va a sacar el primer barco (no quita que después sean otras firmas locales que también tienen experiencia con China), coloca en torno al 30% del ganado en pie que entra a China desde Australia. Y ya han hecho exportaciones en pie de ganado lechero desde Uruguay.
-¿Cuántas irían?
-La idea de ellos es de 6.000 vaquillonas, ya tienen entre 4.500 y 5.000 compradas, que van a ir a una cuarentena. Hay un tema sanitario que es distinto a la exportación de ganado en pie para Turquía. Los chinos son más exigentes porque además es un ganado que va a corrales, ahí se insemina y después siguen el proceso productivo. Porque la idea de China es, además de comprar carne en el exterior, producir ellos mismos.
-O sea se exporta genética con fines productivos.
-Y eso es lo más relevante. Porque volumen de Nueva Zelanda no van a sacar mucho, de Australia no están las circunstancias, EEUU no es viable por un tema de precios y en América del Sur los potenciales vendedores para esta categoría, habilitados al día de hoy, podrían ser Chile y Uruguay, pero Chile no tiene volumen, si bien nos lleva la ventaja geográfica porque salen directo por el Pacífico. Uruguay tiene el status sanitario y el ganado.
-¿Cuánto se pagan?
-Son animales de entre 8 y 18 meses, tienen que ser diente de leche y el precio se ubica en el rango de 1,75. Algunos ganados de calidad, volumen y cercanía les permitiría pagar algo más.
-¿Qué significa este negocio para la raza?
-Es la zanahoria que tantas veces le han puesto y se lo han quitado al sector Agropecuario que cuando tiene una meta ha demostrado que se adapta al mercado. Creo que va a haber un corrimiento de otras razas a esta corriente, pero lo que quieren es Angus.
La exportación en pie es una herramienta muy importante porque, sin analizar cuál es el problema y de quién es la culpa, los precios del gordo no conforman a la gente. Es darle oportunidades y oxígeno a la gente.
-¿Qué opina que una empresa japonesa compre un frigorífico uruguayo?
-Es un indicador buenísimo. Que venga una mega empresa japonesa a comprar el mejor frigorífico que tiene Uruguay da indicios que está próximo a abrirse el mercado. Un mercado diferente por el perfil del consumidor y la carne que requieren. Gran consumidor de carne de mucho valor. Tal vez sea una punta para producir más carne de corral. Me parece bien para diversificar el negocio, es muy auspicioso para el rubro carne.

Rurales EL PAIS