Ganadería

Alto nivel de faena “sorprende”: hay un “mayor ingreso de ganado de campo”

Precio del novillo no se ha logrado estabilizar; llegada de los grupos kosher podría empujar los valores.

GANADO VACUNO

Ganado vacuno en frigorífico.

La faena de vacunos de la última semana aumentó y se ubicó en 43.648 cabezas, 3,2% en comparación a la anterior semana que sumó 42.283 animales. Nuevamente, como viene sucediendo en las publicaciones pasadas, la actividad se compuso por un mayor número de vacas (24.532 reses) frente a los novillos (17.970).

“Es un nivel de faena muy bueno para el momento que estamos”, comentó Sebastián Blanco. El presidente de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) dijo en Valor Agregado en Carve que lo que más llama la atención es que se pueda mantener la faena por tantas semanas por encima de las 40 mil cabezas.

También aseguró que el mayor ingreso de vacas sobre novillos marca una tendencia clara que ha dejado de entrar a las industrias ganados de encierre y sí de campo. Blanco indicó que “algunas plantas no están haciendo vacas pero en general es una categoría que interesa para comprar”.

En cuanto a precios, señaló que las vacas gordas oscilan entre US$ 2,60 a US$ 2,70 el kilo de carne, principalmente para lo que son animales de punta y bien terminados. “Las plantas están intentando comprar hasta US$ 2,65 con entradas para 10 a 15 días”, agregó.

Para los novillos los valores rondan los US$ 2,90 a US$ 2,95 y también pueden existir negocios con precios por encima a los mencionados. El presidente de la ACG aseguró que los animales que cotizan por encima de los US$ 2,95 están con entradas más largas que el resto. Sumó que se está “esperando la llegada de los grupos kosher para que la industria empiece a pagar algún centavo más”.

Durante la última semana el frigorífico de mayor actividad, según datos publicados por el Instituto Nacional de Carnes, fue Tacuarembó con 4.021 cabezas (1.181 novillos y 2.816 vacas). Le siguen BPU y PUL con 3.675 y 3.500 reses respectivamente.

Escuche a Sebastián Blanco:

Rurales EL PAIS