Ganadería

Aguerre: “no estaría bien ponerle topes al dressing”

Ministro se mostró contrario a cuotificar lácteos a Brasil.

DSCN2402

EN ESTEIO. Aguerre con los ministros Buryaile de Argentina y Maggi de Brasil y el gobernador Sartori. Foto: Pablo D. Mestre

Esteio. Pablo D. Mestre.

Invitado por el Ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, y a expreso pedido del Presidente Tabaré Vázquez, el Ministro Tabaré Aguerre estuvo en Esteio. Donde además coincidió y compartió un diálogo, con el Ministro de Agricultura de Argentina, Ricardo Buryaile. Después de recorrer la Expo, tuvo un extenso diálogo con El País, donde habló del Mercosur, del pago de haciendas y de el relacionamiento con los privados.

-¿Qué temas trató con su par Brasileño?
-Mi mayor interés era seguir fortaleciendo el Consejo de Ministros del Sur, que presido y que tiene mucho que ver con los bienes públicos regionales, vinculados al comercio internacional desde la perspectiva de un Mercosur que debe proyectarse como una potencia agroalimentaria hacia el mundo. En la conversación le recordé cosas que vengo diciendo de cuando estaba en el gremialismo arrocero: no tiene sentido que los temas de discusión en el Mercosur sean los temas de comercio entre los socios. Uruguay produce alimentos para 28 millones de personas y puede producir para 50: Argentina puede producir para 400 y Brasil para mil millones. Entonces como potencia agroalimentaria debemos presentarnos hacia el mundo con una estrategia común en lo que pueda ser común y tratando de fortalecernos en todos aquellos aspectos que son claves a la hora de acceder a los mercados.
-Arancelarios por ejemplo…
-No necesariamente lo arancelario primero: el acceso sanitario, las especificaciones que se necesitan y después, por qué no, gestionar lo arancelario, pero sin quedarnos presos de las discusiones típicas del Mercosur.
-¿Cómo cuáles?
-Por ejemplo algunos representantes del gobierno de Río Grande del Sur en la reunión planteaban su reivindicación de cuotificar el comercio de lácteos hacia Brasil, con el argumento que Argentina y Brasil alguna vez lo cuotificaron pero mi respuesta fue una sola.
-¿Qué les dijo?
-Si cuotificaron es un problema de ellos, si hay una cosa por la cual hicimos el Mercosur es para tener acuerdos. En 20 años que vivió el Mercosur vaya si habremos perdido miles de puestos de trabajo en la propia industria uruguaya que fueron absorbidos por la mayor competitividad de la industria metalmecánica brasilera. Todas las fábricas de maquinaria agrícola, salvo algunas honrosas excepciones que quedan en el país, desaparecieron después del Mercosur. Y bueno, somos más competitivos produciendo leche y produciendo arroz y reivindicamos nuestro derecho a seguir vendiendo.
-¿Y cómo lo tomó Maggi?
-Eso no estuvo en ningún momento en discusión con el ministro que entiende claro. Es un hombre que viene de la empresa que entiende que el mercado de la región está en el mundo y no está en la región y que ocasionalmente se dan circunstancias como la que se está dando este año donde hay poca leche y poco arroz en Brasil y nosotros tenemos una oportunidad legítima y bien ganada en ese mercado.
-¿Cuál fue su balance?
-Lo más importante es que este Mercosur que atraviesa por algunos problemas estructurales y políticos no nos debe impedir ver lo que tenemos que hacer en conjunto para delante, porque el mundo no se va a parar a esperarnos a nosotros y esa es la razón por la cual el presidente de Tabaré Vázquez me pidió especialmente que estuviera en esta reunión.
-¿Se reunirá con la Farm?
-En esta instancia no estaba previsto. Pero tenemos muy buen diálogo con los privados. Y en Uruguay tenemos teléfono abierto y diálogo permanente. Hemos ido a hablar con todos (la semana que viene voy a la Federación Rural).
-En todos le consultan sobre el pago de las haciendas supongo. ¿Qué les dice?
-Los conceptos de mi posición son los de siempre, alguno me dice porfiado y otros me dicen coherente: no nos tenemos que meter y darle la máxima transparencia al mercado. Por eso hace dos años salió el decreto 300 que obligó a la publicación de los rendimientos en tercera y en cuarta balanza, es decir que el productor eligiera con el frigorífico cómo quería hacerlo. Pero que tuviera la información de los dos y que además en forma pública, con frecuencia semanal, se dijera cómo eran los rendimientos de las distintas plantas de faena.
-¿Se manejan topes?
-Eso quiero dejarlo claro, nunca hablé de establecerle topes en porcentajes a dressing, porque dos novillos no son exactamente iguales, ni tienen la misma terminación, ni la misma alimentación. Me refiero y que quede claro, qué cosas se pueden sacar y qué cosas no se pueden sacar en el dressing. Y me parece que todas las partes en INAC están trabajando en esa línea para que quede claro y que sea un hecho controlable por la fiscalización, qué cosas se pueden sacar y qué cosas no se pueden sacar. Hay un decreto que viene del año 79 que es el dressing mínimo, pero nunca hubo un decreto que regulara el dressing máximo. Sé que INAC viene trabajando en esa línea, respeto mucho la institucionalidad, por tanto voy a tener muy en cuenta la opinión que salga de la junta del INAC.
-¿Esto ayudará a la transparencia del mercado?
-En cualquier mercado lo importante es la transparencia y tiene que servir para construir la confianza, eso no tiene nada que ver con que los animales en determinada época del año rinden más o rinden menos. Hay varios factores que no pueden ser reguladas por decreto. Porque no creo que el Estado se tenga que meter en el negocio entre privados. A veces dicen hay capacidad industrial ociosa y está bien, porque contribuye a que haya competencia por la hacienda, lo que tiene que ser escaso frente a la capacidad de industrial es la oferta de ganado, porque los 35.000 productores tienen mucho menos poder de mercado que las 19 o 20 frigorífico que existen, eso es un elemento central.
-¿Y la exportación en pie?
-Es lo otro que tiene que existir, porque es la válvula de regulación en el mercado. Ahora algunos están criticándola, pero si usted analiza, cada vez que se ha exportado más, ha habido más terneros nacidos porque los productores no quieren sentirse cautivos de un solo mercado y el crecimiento de la ganadería nacional no se da sin terneros. Eso es claro.

“El arroz y los Criollos son integradores”
En su recorrida por la Expointer Esteio, acompañado por los Ministros de Agricultura de Brasil y Argentina, el Ing. Tabaré Aguerre presenció la definición del Freno de Oro de los Caballos Criollos. “La palabra que define a esta competencia es espectáculo”, aseguró.
Si bien ya había presenciado algunas clasificaciones para esta competencia, “esta definición, estas instalaciones y el nivel de los caballos realmente son fantásticos”. No obstante ello Aguerre se lamentó que “fue una lástima que no hayamos tenido en esta definición final a ninguna de las cuatro yeguas de cabañas uruguayas, pero el solo hecho de haber clasificado es relevante”.
Para el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca uruguayo “si hay una cosa en la cual ha habido una amplia comunicación y un intercambio fluido en la región del Mercosur ha sido la cultura del arroz y la cultura del caballo Criollo, donde todo lo que es Entre Ríos, Corrientes, Río Grande del Sur y Uruguay se han tejidos lazos comunes”. Agregó que la cultura del caballo “tiene mucho que ver con nuestra idiosincrasia, por lo menos para las parte de la sociedad que tienen pasión por lo agropecuario”.

Rurales EL PAIS