Frutas

Tirarán 15 millones de kilos de manzanas por falta de mercado

Desde Junagra se asegura que la exportación es récord y no se tirará tanto.

Manzanas. Estiman que la producción rondará los 65 millones de kilos, con buen tamaño y calidad.

Pablo Antúnez.
El presidente de la Confederación Granjera, Erick Rolando, afirmó que por falta de mercados se tirarán en esta zafra 15 millones de kilos de manzana, en el marco de una producción prevista de entre 65 y 70 millones de kilos, según los datos técnicos manejados por la Junta Nacional de la Granja (Junagra).
El consumo anual es de 45 millones de kilos, se exportarán 8 millones de kilos, la industria de la sidra demanda un volumen similar y otras industrias consumirán otros 5 millones de kilos. “Todo lo que sobra no tiene colocación”, advirtió el presidente de Confederación Granjera a El País.
Los números de la presidenta de la Junagra, Zulma Gabard, difieren con las de Rolando. “Es un año con una producción récord, con muy buena calidad y tamaño de fruta. Sumando la exportación, la molienda para sidra, otras industrias (dulce y jugo) y el consumo, se demandarán 60 millones de kilos. Es mucho menor el volumen de fruta a tirar”, aclaró la jerarca del MGAP. Incluso recordó que el año récord de producción de manzanas fue 2005, cuando se alcanzaron los 65 millones de kilos y dijo que a nivel de la Junagra, la previsión de producción para este año “es menor”.
Gabard aseguró que se llegará a una exportación récord gracias “al Programa Regional de Manejo de Plagas”, donde se quita un alto volumen de pesticidas al combatir insectos, apoyándose en el uso de hormonas de confusión sexual”.
Esta semana, las gremiales de la granja solicitaron a la Junagra que se prolongara el apoyo para la molienda de manzana con destino a sidra, donde el productor recibe $ 2 por kilo y se logró. Si bien no soluciona el problema, es una ayuda.

Competitividad. Rolando aseguró que el productor “viene perdiendo dinero desde hace años” y consideró que en fruticultura “el problema grande es que no hay una agroindustria que pueda acaparar esa fruta que no tiene colocación”.
A modo de ejemplo dijo que un grupo de productores de Melilla que instaló una pequeña planta para extracción de jugo de manzana vende al público los tres litros a $ 220, cuando “en el mercado hay jugos importados a $ 50 por litro. No se puede competir”.

Caída. Rolando afirmó que según los datos de la gremial que preside, en la granja “se pierden cada vez más productores, más allá de las ayudas técnicas y económicas que brinda al sector el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Tecnológicamente estamos cada vez mejor y cada vez se produce más, porque hay apoyo técnico del MGAP para la exportación y la industrialización. La situación económica no se revierte porque el costo país es carísimo y entonces no competimos”, afirmó el gremialista. La Confederación Granjera sostiene que hace muchos años que se viene denunciando la caída de la competitividad y la granja está hoy con “una luz amarilla, casi naranja sobre su cabeza. “Cada vez hay menos productores y más concentración, porque la competitividad es baja”, afirmó.
Rolando asegura que “el 60% del costo de producción es mano de obra” y considera lógico que “la gente quiera ganar más dinero”, pero cargó fuerte contra los costos de combustible y electricidad entre otros, porque tienen un peso alto por hectárea. Es que la granja es el sector que consume más combustible por hectárea; 400 litros año por hectárea. A su vez, el costo de implantación de una hectárea de manzanas es de US$ 10.000 (la inversión para producir es alta)”.
“La falta de competitividad y el costo país es el problema de fondo y tarde o temprano habrá que abordar este tema porque se terminará la producción nacional”, dijo el presidente de la Confederación Granjera.
El sector cumple un rol social importante, pues aporta seguridad alimentaria a la población, con fibras, vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la salud. Por eso, la semana pasada, el Estado y los productores lanzaron una nueva campaña para fomentar el consumo de frutas y verduras en la población. A eso se suma la incorporación de meriendas saludables en las escuelas de todo el país.

Rurales EL PAIS