Fororural

¿Es posible la ganadería familiar a campo natural?

La cría es actividad rentable y se puede hacer con facilidad.

FORORURAL

Este artículo pretende homenajear a Gerardo Mora, una persona excepcional. Quiero ser justo y debo decir que el 100% de los conceptos aquí escritos son “propiedad intelectual” de Gerardo y lo que intenté fue sintetizarlos de la mejor manera que pude.

 

 

La registración y el trabajo en grupo.
Carla Jara y Gerardo Mora han apoyado su trabajo en su grupo de productores y en la registración de eventos, datos y su posterior análisis. Para ellos disponer de datos es indispensable para la toma de decisiones y la participación en diferentes grupos y asociaciones es un desvelo permanente.

Los Recursos Naturales y el sistema productivo.
“Esperanza” está ubicado en la 9° sección de Maldonado, próximo a la ruta 109 que une Rocha y Aiguá; cuenta con un área de 270 Ha Coneat 65, correspondientes a sierras rocosas, con algunas áreas bajas de mejor campo, con un porcentaje importante de monte indígena.
Se encuentra en un 25% de campo mejorado con Lotus “Maku” y “Rincón” y Holcus, todo sembrado en cobertura sobre campo natural y sin glifosato. El campo está subdividido en 16 potreros lo que permite además de separar las diferentes categorías, un manejo con períodos de descanso a los potreros en forma más o menos sistemática y planificada.
La orientación productiva es la cría vacuna con venta de terneros pesados (219,5 kg neto al 15 de marzo de 2016) y vacas de descarte.
La genética.
La genética es de los insumos de mejor relación costo/beneficio; Gerardo elegía toros de pesos medios al nacer, los mejores pesos al destete, y tamaños adultos moderados.
El objetivo era de ir potenciando precocidad-productividad-fertilidad.
La homogeneidad y el alto nivel genético son cosas que cada día están más valorizados, y potenciado con un buen manejo nutricional terminan dando un producto que no sólo provocan el interés de intermediarios y compradores, logrando precios destacados, sino el atractivo adicional que resultaba para Gerardo ver y tener un rodeo con esas características.

Manejo de campo natural y área mejorada.
La estrategia principal es trabajar “con pasto” maximizando la eficiencia individual de los animales, para lo cual no sólo se ajusta la carga, sino además se ajustan los ciclos productivos a la productividad de la pastura.
El manejo del pastoreo es un elemento adicional en el sistema; Gerardo tenía en cuenta conceptos fisiológicos de las pasturas naturales, respetando su rebrote y la semillazón y resiembra de las especies sembradas de forma de darles persistencia en el tiempo. Creo, sin equivocarme, que Gerardo tenía en mente avanzar algo en subdivisiones para darle más y mejor manejo a sus campos.
La prioridad es la ternera en su primer año; este sistema desteta una ternera pesada (entre 180 y 200 kg), que tiene un muy buen primer invierno sobre campos mejorados, sin suplementación y que llega al otoño con peso de entore, lo que permite aún con alguna restricción en su segundo invierno, llegar a la inseminación en octubre, garantizando el éxito de la misma.
La otra categoría “clave” es la vaca de primer cría, que pariendo en julio con excelente desarrollo y condición corporal, y priorizada con buenos campos promovidos, se preña temprano en su segundo entore, sin necesidad de destete.

El ajuste de carga y la producción de carne por Há.
Gerardo estaba muy convencido de que era posible mejorar la producción por hectárea bajando la dotación; y esto ha sido un debate permanente entre productores y técnicos, para lo que probablemente no hay una única respuesta; pero evidentemente, y como siempre, Gerardo basaba sus reflexiones en datos propios; Gerardo valoraba mucho la discusión técnica, respetaba mucho el conocimiento y por supuesto, generaba conocimiento.

Los resultados económicos logrados.
Gerardo no se conformaba con tener excelentes datos de producción; además los resultados económicos debían acompañar, pues él y su familia dependieron de ellos; Gerardo fue un productor familiar que formó su familia y le brindó educación a sus hijos con los ingresos del campo.
Con los ingresos afectados por los vaivenes del mercado y del clima, con un “quinquenio de oro” entre 2009 y 2014, el ingreso de capital de esta empresa familiar ha sido ejemplar en la ganadería, con un cuidadoso estudio de costos y una estabilidad en ellos acorde a los objetivos de la familia.

La nota completa, se puede ver en www.fororural.com

Claves

* La cría es una actividad rentable que se puede llevar adelante con éxito y relativa facilidad.
* Tener un protocolo de trabajo que incluya fechas y actividades, monitoreo de carga y ganancias de peso y evaluación permanente es la llave del éxito.
* Es de suma importancia el registro de todo lo vinculado a la producción física, así como los resultados económicos y financieros; esto nos da elementos para planificar los pasos a seguir, así como facilita los análisis grupales.
* Los ciclos biológicos son ineludibles por lo que es necesario una apuesta a mediano plazo, y a las vez es clave diferenciar lo urgente de lo importante.

Rurales EL PAIS