Forestación

“La instalación de una nueva planta de celulosa es factible en mediano plazo”

Según Carlos Faroppa, podría darse dentro de cinco años.

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales dijo en Enfoque Rural en VTV que proyectado a futuro obviamente habrá espacio para la instalación de una tercera planta de celulosa en Uruguay, pero aseguró que el recurso madera está restringido para la creación de una nueva industria.

Faroppa explicó que la masa forestal no es suficiente para una tercera planta de gran porte y que funcione a plena capacidad en el país. Afirmó que “el recurso está compartido para el consumo de madera como energía, la exportación y otros usos, por lo que estamos muy ajustados en las cargas como para hablar de una tercera planta que tiene que arrancar a pleno ritmo y no ir creciendo con los años”.  

Sin embargo, indicó que Uruguay tiene más área para crecer en la forestación, sin chocar con otras producciones, y más con los nuevos sistemas de fomentos compartiendo el uso del suelo entre la ganadería y la forestación que está ayudando a sumar hectáreas. “No solo apuntamos al crecimiento en área, sino que también en cortar lo que está pronto para replantar con árboles que crezcan más.  Hay que crecer con más madera por hectárea y con estos nuevos acuerdos que se están haciendo”.

Según el presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Uruguay tiene forestado 1 millón de hectáreas de los 3,6 millones que son de prioridad forestal. A su vez, mencionó que hay disponibles bosques jóvenes que están entre el tercer y quinto año y recién en el año 10 o 12 van a estar prontos.  

Debido a estas buenas proyecciones, Faroppa explicó que las expectativas para la instalación de una tercera planta de celulosa en el país es buena y es posible en el mediano plazo.

Mercados. El mercado internacional de la madera está sufriendo bastante, señaló Faroppa. “No ha caído bastante el precio de la celulosa, pero si la madera para hacer celulosa y la madera cerrada también ha bajado su valor. Nuestro comprador más fuerte de madera es el sudeste asiático y los precios han bajado debido a la fuerte competencia de países, que están más cerca, como Nueva Zelanda y Australia”.  

Rurales EL PAIS