Forestación

Incorporación de la actividad forestal implica “agrandar el negocio”

La industria forestal Montes del Plata tiene actualmente unas 165.000 hectáreas efectivas de bosque manejadas por la propia empresa de las cuales 105.000 son de su propiedad y el resto de 350 productores.

Montes del Plata apuesta a la integración de la forestación y de la ganadería y para medir el impacto del negocio la empresa realizó un análisis bajo la metodologia de evaluacion de proyectos. Alfredo Fossali,  gerente de negocios forestales de Montes del Plata, contó a Rurales El País un caso específico de un productor que “casi que duplicó su capacidad productiva desde el punto de vista ganadero y además incorporó un rubro más en el establecimiento que le significa un ingreso extra”.  

Fossali destacó que la incorporación de la actividad forestal implica un “agrandamiento en general del negocio del productor porque no pierde la capacidad de ganado y además incorpora otra actividad que le da un ingreso diferente”.

El principal negocio de la empresa es la producción de madera, la industrialización y la exportación. Por lo que, entienden que el mejor camino para las dos partes es producir en asociación e integrar la mayor cantidad de productores y de área posible.

De acuerdo con los datos de la Dirección de Información y Estadísticas del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) una renta forestal -dependiendo de las características del predio- está en el entorno de los US$ 150 por año.

En opinión de Fossali la escala es importante porque “no es lo mismo implantar un bosque de 60 hectáreas que uno de 150 o 200 hectáreas, la escala afecta bastante”, dijo. Además comentó que la productividad del sitio influye porque “hay lugares que producen 22 o 24 metros cúbicos por año y hay otros que alcanzan 30 o más, eso condiciona”, agregó. Sin embargo, en opinión del experto, lo que más influye es el costo logístico, es decir, el transporte. “Cuanto más lejos el predio está del destino final, peor es la propuesta que le podemos hacer”, expresó.

Desde su punto de vista los precios rondan entre US$ 140 y US$ 170 dependiendo de las condiciones anteriores y de si el productor opta por un ciclo o por dos. “Muchos productores consideran que ese rango de precios es algo mejor de lo que obtenían con la actividad ganadera”, dijo. En este sentido, sostiene que la estabilidad a largo plazo es la gran fortaleza que tiene el sector forestal.

Modelos de negocios. Según Alfredo Fossali, el proyecto de Montes del Plata es seguir creciendo bajo sus tres modalidades de negocio: Arrendamiento, Aparcería y Promoción. El formato de negocios más común que tiene la empresa es el Arrendamiento. El gerente señaló que los productores prefieren entrar al negocio con los menores riesgos posibles, asegurándose una rentabilidad mínima y quedándose con los rebrotes sucesivos del bosque que lo obligan a ser parte del proceso productivo. Además, la mayoría de los productores optan por dos ciclos forestales, es decir, 20 o 22 años de contrato.

En segundo lugar, se encuentra el negocio de la Promoción. Son productores con experiencia en la actividad forestal y se asocian a Montes del Plata para cambiar su genética.

Por último, las Aparecerías son asociaciones donde tanto la empresa como el productor participan en el proceso de producción y cada uno tiene un porcentaje de madera en función de la participación financiera y actividad en el proceso.

 

Rurales EL PAIS