Expo

Rural de Durazno: “Queremos un gobierno que nos brinde seguridad”

El acto de clausura de la 104ª exposición, de la Sociedad Rural de Durazno realizado el sábado de noche en el local Santa Bernardina, confrontó la postura de la institución anfitriona y la del gobierno nacional, sobre la realidad del campo, el crecimiento y desarrollo y las perspectivas de futuro del sector.

Acto. Mabel Puig habla y reclama, el Ministro Tabaré Aguerre toma nota y luego le responderá. Foto: Víctor D. Rodríguez.

 

Durazno, Víctor D. Rodríguez
La presidenta de la SRD, Mabel Puig, dijo en el cierre del evento que el país se ha “estancado” y esa frase en cierta medida desacomodó al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre que, papel y lápiz en mano, anotó frases y conceptos mientras hablaba la titular de la SRD para luego responder.

Acción. “¿Cómo apostar al desarrollo?, ¿cómo apostar al progreso?, cuando nuestra prioridad es apretar el bolsillo para poder cumplir con las obligaciones que nos imponen desde un gobierno insensible al progreso del sector primario”, se preguntó, Puig.
“Estamos desestimulados a aumentar la producción ya que con seguridad lo único que conseguiremos son más problemas y más impuestos. La desesperanza nos invade y nos predispone a no enfrentar riesgos ni desafíos, la desesperanza es un sentimiento negativo que nos hace sentir que no hay soluciones, que esto no cambia más, cuando por el contrario deberíamos creer que el Uruguay se tiene que permitir recuperar el optimismo sobre la base de propuestas concretas y factibles, sobre un modelo de país que transcienda tiendas políticas”, agregó la dirigente local.
“Estimular el emprendedurismo, facilitarle la vida al que asume riesgos y no colocarlo como el villano es una lógica de buenos contra malos, demasiado tiempo para temas sin resolver que se agrava día a día”, dijo Mabel Puig.
En otro orden citó que “el 60% de los estudiantes terciarios uruguayos considera la posibilidad de emigrar una vez terminada la carrera. Hoy el mensaje que reciben esos jóvenes que se capacitan, es que si progresan y mejoran sus ingresos tendrán que contribuir cada día más a financiar un estado fuera de control y a quienes sin esfuerzo ni trabajo disfrutan de los derechos de haber nacido en esta tierra”.
Eso nos convierte en un país muy caro para vivir y para producir, agregó, subrayando que “un Estado ineficiente, insensible, voraz, que además no logra prevenir el delito, no disuade, no reprime y no rehabilita eficazmente. Sentimos que vivimos en un país inseguro donde no solamente se pierde calidad de vida, sino que directamente se pierde la vida. Queremos un gobierno que nos brinde seguridad y no que nos diga que no nos resistamos frente a un delincuente como forma de preservar la vida”.
Puig, hizo referencia también a la realidad del sector de producción ovina, señalando que no se avizoran soluciones para problemas como el abigeato y la muerte de animales por jaurías de perros.

Reacción. En su discurso Aguerre respondió los cuestionamientos de la Rural local.
“Como gobierno y como país tenemos cosas para mejorar”, dijo, agregando que “con todo respeto lo digo, no puedo compartir el concepto del país estancado o del país detenido. Y no lo comparto, como creo que no lo comparte la enorme mayoría de la gente que vive por ejemplo en Durazno, porque éste ha sido el departamento que mayor cantidad de transformaciones ha sufrido; seis o siete plantas de silos, dos o tres frigoríficos, industrias lácteas, empresas de transporte, todo tipo de actividades que se han desarrollado en un país que no está estancado; que no estamos creciendo como crecimos hace 4 o 5 años atrás”, dijo el jerarca.
Reconoció que sí es cierto que el mundo cambió, “nosotros nos pusimos más caros, el dólar si estuviera a 33 (pesos uruguayos) estaríamos mucho mejor sin dudas, pero tenemos que enfrentar ese desafío no mirándolo con el concepto de la desesperanza. No creo que estemos con el concepto de la desesperanza, no se nota, hay gente que invierte, lógicamente que con riesgo”.
Pero se preguntó: ¿por qué existen las inversiones que podemos ver a lo largo y ancho del país? Porque hay gente que ha creído en las posibilidades de nuestra producción en el país, y hay gente que ha creído en las seguridades que otorga nuestro país, independientemente del ‘pelo’ político que gobierne. Este país tiene una cultura en muchas políticas, políticas de Estado”.

Tabaré Aguerre en Expo Durazno. Foto: Víctor D. Rodríguez.

Trazabilidad. Aguerre hizo referencia a la trazabilidad. “Todos los que tenemos alguna vaca algún día hemos renegado con algún asterisco, algún dolor de cabeza hemos tenido”, pero agregó “es muy difícil evaluar cuál es el valor que tiene la trazabilidad; es muy fácil imaginarse qué pasaría con nuestro acceso a mercados si no lo tuviéramos”, sostuvo.
Agregó que “alguien habló por ahí que la trazabilidad había costado 300 millones de dólares, es totalmente equivocado, lo que son ciertos son los 300 millones de dólares de diferencial de ingresos que generó la Cuota 481 que Uruguay la obtuvo 5,5 años antes que nuestros competidores más cercanos por haber tenido entre otras cosas la trazabilidad”.
En ese plano, reiteró la preocupación por la Cuota 481 “porque no es de Uruguay, pero Uruguay hizo todo lo que tenía que hacer, desde la Cancillería, desde el Ministerio de Agricultura y desde todas las instituciones que tuvieron que participar, para llegar antes que ningún otro competidor a la Cuota 481, por lo tanto cuando se habla de Estado pasivo, ineficiente yo quiero decir, y no lo mal interpreten, cuando asumí como ministro habían 2.263 funcionarios en el MGAP y hoy hay 1.865. Y no teníamos la trazabilidad funcionando, no teníamos política de suelos, no teníamos políticas de aguas; ese Estado ineficiente es el que generó la UTEC, el Polo de Educación en Tacuarembó, es el que está apostando a mejorar la educación”.
Aguerre aseguró que “tenemos mucho para mejorar, pero llama la atención por su tradición democrática, por su inclusión social, por sus niveles de educación, por su apuesta a la innovación. Ese país tiene que seguir creciendo y solamente puede hacerlo hacia afuera, y ello se hace con diferenciación, con diversificación, con certificación de los protocolos y de los procesos de los productos y de la forma en cómo se produce”
El Ministro dijo que la innovación es un elemento clave para lograr ese camino. “Y el mejoramiento genético ha sido la principal e histórica innovación de los procesos productivos. Hemos avanzado en nutrición, en sanidad, pero yo quiero pedir un aplauso para todos los cabañeros y cuando hablo de cabañeros hablo de los empresarios, pero también de los que con amor y pasión día a día, le ponen lo que le tienen que poner, para lograr el producto que se destaque en el mundo”, añadió Tabaré Aguerre.

Vidalín habla, Puig y Aguerre le escuchan. Foto: Víctor D. Rodríguez.

Desafíos. El intendente duraznense, Carmelo Vidalín, dijo que es necesario preparase para desafíos a nivel urbano y en el campo. “Robótica y humanoides en diferentes lugares que ocupan el puesto de los seres humanos y nosotros en este Durazno, que tenemos emprendimientos de primer nivel, y nombro dos que son símbolo: el frigorífico BPU y Estancias del Lago, que dan trabajo con sueldos dignos. Y por ende debemos cuidar esos empleos y tener muy presente que si no nos esforzamos, si no nos preparamos, si todos los días no ponemos un poco más de nosotros, mañana las máquinas van a ocupar nuestro lugar, como ya está aconteciendo en otros países del mundo”.
Resaltó la labor y los esfuerzos de la cabaña y del productor rural, que en materia de genética, sanidad animal, nutrición. “Cuando hablamos de cabañeros estamos hablando de productores y trabajadores rurales que estamos orgullosos de ambos y los queremos en nuestro país y en nuestro interior para que sigan siendo la palanca de desarrollo de nuestra sociedad”, comentó ante aplausos de la concurrencia.

 

Rurales EL PAIS