Expo / Zafra de toros

Martín Uría Shaw: “Debemos identificar a los líderes que impulsan los cambios”

El presidente de la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo reclamó que la gente “se involucre” para que haya cambios.

Martín Uría invitó a los políticos a “conocer Cerro Largo”. Foto: Cerro Largo Rural.

Pablo D. Mestre.
“No hay dudas que no todos tenemos la misma simpatía política, que tenemos diferentes opiniones y puntos de vista, diferente situación económica, pero el estar aquí todos juntos compartiendo este momento demuestra que no tenemos las diferencias que algunos nos quiere hacer creer que tenemos”, aseguró con énfasis ayer el Ing. Agr. Martín Uría Shaw en el acto oficial en Expo Melo.

Convivencia.

El presidente de la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo afirmó, en presencia del Subsecretario del MGAP Enzo Benech, del Intendente Botana y dirigentes rurales, que la Expo Melo “es una demostración de convivencia de una sociedad que mantiene los valores morales, el respeto y la tolerancia que en algunos lugares de nuestro país han logrado que ya no exista”. Y la catalogó como “un ejemplo para aquellos que por falta de conocimiento reniegan nuestras costumbres y forma de vida y que subestiman nuestras capacidades”. A quienes invitó “a conocer el interior de nuestro país donde sin dudas podrán aprender muchas cosas”.

Vengan a Cerro Largo que somos gente educada y amable, dijo el Ing. Uría. “Somos defensores de nuestras creencias; pero pueden estar tranquilos que no los vamos a esperar en las cuchillas”, afirmó.

No a la violencia.

El dirigente repudió la violencia, no sólo como productores sino como ciudadanos, “pero no solo la violencia en el trabajo, también la violencia en la plaza, en el fútbol, en la calle o donde sea”, pero más repudió la afirmación que en el campo hay esclavitud. Comentó que la Agropecuaria de Cerro Largo impulsa todos los años, en el marco de la Expo Melo, un concurso denominado “Rescatando Identidades”. Niños en edad escolar representando su escuela rural, participan con trabajos realizados por ellos, y este año la modalidad fue con dibujos que tuvieran como tema La Yerra. Se presentaron 32 trabajos, de 11 escuelas del medio rural. En ellos se ve plasmado el trabajo rural, la pialada, alguna jineteada, los fogones, hombres sujetando animales en el piso, marcando, y todos los trabajos logran trasmitir el buen momento, el disfrute y la pertenencia a las actividades que se representan. “Lo que no hay en ninguno de estos trabajos son personas golpeándose entre sí, ni figuras que representen en los mas mínimo una situación de esclavitud. La inocencia de los niños trasmite en esos dibujos la verdadera convivencia en el campo, y los niños no mienten”, aseguró el Ing. Uría Shaw.

El presidente de la SACL aseguró que en el campo no hay esclavitud. “En el campo lo que hay es trabajo sinónimo de respeto, compromiso, responsabilidad, satisfacción y libertad”. Y agregó que “esto es lo que debe estar molestando: la libertad de personas que se ganan la vida con dignidad sin tener que andar adulando a nadie”.

Cambio.

Para Martín Uría el país ha cambiado. “El país que vivimos hoy no es el mismo que vivieron nuestros abuelos, ni el que vivirán nuestros hijos. Somos un país que tiene mucho por evolucionar, y esa evolución es constante, moldeada por las decisiones y acciones de los dirigentes políticos que por más simples e irrelevantes que parezcan, es lo que en definitiva determinan el país que tenemos y tendremos en el futuro”.
El dirigente consideró que el sector agropecuario no solo es parte de ese cambio, sino que ha sido y es la base sobre la cual el país ha evolucionado. “La innegable transferencia económica que se la ha exigido históricamente, y que hoy se exige al sector productivo, es lo que ha permitido que los diferentes gobiernos pudieran impulsar sus ideas y proyectos. Lamentablemente luego de tantos años, de diferentes gobiernos y momentos económicos, hoy nos encontramos en un país centralizado, más burocratizado que nunca, dividido socialmente, desconociendo su historia, y viviendo de espaldas a quien genera su principal fuente de riqueza: el productor agropecuario”.

Consideró que los países mejoran cuando logran tener instituciones políticas adecuadas que favorecen el crecimiento, “pero fracasan cuando estas instituciones tienen el único objetivo de perpetuarse en el poder”. Aseguró que la realidad actual “demuestra que las decisiones tomadas en el pasado no contemplaron un desarrollo integral del país, de la misma manera las decisiones que hoy se toman no solo no cambian esta realidad, sino que la favorecen e impulsan un modelo de país donde parecería los productores no estamos considerados. Esa es la sensación, en el modelo de país que hoy se propone y se impulsa, parecería no está contemplada la existencia futura del productor Uruguayo”.

Costos.

Uría Shaw se preguntó “por cuánto tiempo más creen las autoridades que el productor primario en la situación actual puede seguir transfiriendo recursos al resto de la economía. La realidad tiene la respuesta, un territorio rural despoblado, con menos productores y un sector ganadero que aumenta su endeudamiento, el sector arrocero con la menor intención de siembra de los últimos años y endeudado, el sector sojero de nuestro departamento con la mitad de área en intención de siembra de los últimos años, un sector lechero con menos productores, también endeudado y una industria láctea local al borde del cierre. Un sector ovino reducido a 6.500.000 lanares en el país, un sector apícola diezmado, los horticultores sobreviviendo a las importaciones, represas y sistemas de riego abandonados por ser actualmente inviables económicamente”.

¿Cuál es la parte de esto que no se sabe?, volvió a interrogarse el presidente de la Agropecuaria de Cerro Largo. “Se anuncia que tenemos más mercados abiertos que nunca, que hay buenos valores para los productos, aumentan las exportaciones, aumento del PBI. Pero en definitiva poco o nada de esas mejoras que se anuncian llegan al productor primario, porque la realidad es que la riqueza que se produce en el campo luego no regresa al campo, queda por el camino y es lo que está generando dificultades económicas”.

El dirigente afirmó que se dice que ¨No hay que buscar la competitividad por los costos¨ pero lo que se sabe pero no se dice es que los costos internos de nuestro país son los que están haciendo inviable la producción primaria, y dejando al productor sin margen económico”.

Y ese costo país consideró que tiene como componentes “la carga impositiva, la ineficiencia del estado, altas tarifas públicas como la de los combustibles y la energía, el subsidio al boleto capitalino, el atraso cambiario, las perdidas e ineficiencias de Ancap, los costos industriales, todo hace que el productor primario perciba menos valor por su producto. Y es en este punto que el gobierno tiene que actuar, con resoluciones que tengan efectos profundos y logren un cambio importante. Dejemos de lado la carga impositiva aunque sabemos es alta, pero las empresas públicas no pueden ser utilizadas como fuente de recursos económicos para el Estado”. El Ing. Uría Shaw manifestó que “el sector productivo primario necesita rápidamente un gasoil con valor significativamente menor al actual. Si el Estado no lo puede suministrar, que se libere la importación de gasoil. Ancap y sus funcionarios, que se pongan a trabajar y a competir como lo hace cualquier empresa que no se ampara en un monopolio para transferir a los consumidores sus ineficiencias, malas decisiones administrativas, y los intereses corporativos de unos pocos”.

Beneficios.

En su análisis, el presidente de la Agropecuaria de Cerro Largo mencionó que sectores como la soja, el arroz y la lechería invierten para la producción aproximadamente 1.300 millones de dólares anuales, pero no logran la atención del gobierno. “Pero ante la nueva planta de UPM hacen fila para atender las exigencias de menor carga impositiva, combustibles más baratos, energía con tarifas preferenciales, infraestructura para transporte más eficiente y barato, y firmar acuerdos laborales. Lo que busca UPM es bajar costos para ser competitivo y el gobierno acepta y contempla esa realidad. Los productores uruguayos lo que estamos necesitando es eso, que se contemple nuestra necesidad que es exactamente la misma que exige UPM, bajar los costos, y como lo mencionamos anteriormente tendremos que ver esta actitud de desatención, como demostración que no interesa el productor uruguayo para el modelo de país que se está impulsando”.

Frente a esta realidad, sostuvo que desde la SACL “vamos a seguir trabajando, individualmente y junto a otros, en defensa de nuestro trabajo. Creamos en Cerro largo lo que llamamos Mesa de Enlace de Cerro Largo donde participan instituciones y gremiales de diferentes sectores de la economía del departamento. Promovimos el primer cabildo abierto de Cerro Largo, donde intervinieron empresarios, autoridades y sindicatos de trabajadores, coincidiendo en varios aspectos. Entendimos que hay temas en común e invitamos al PIT CNT departamental a integrarse a este espacio de trabajo, pero lamentablemente no tuvimos respuesta. Ahora desde esta mesa de Enlace estamos impulsando la recolección de firmas para promover un plebiscito contra la ley de Inclusión Financiera obligatoria, entendiendo que es un instrumento elaborado sin contemplar ni conocer la realidad del interior del país. Desde el gobierno hablan de un Uruguay profundo, y por otro lado nos obligan a cobrar en los cajeros electrónicos. Hay falta de criterio o no son parte de lo mismo”.

Líderes.

Dirigiéndose a los productores les dijo: “que hoy estamos en el lado económicamente más embromado del País, pero no tenemos por qué salir a buscar mejores condiciones de trabajo en otros países, tenemos que exigir y trabajar para lograr mejores condiciones en nuestro país, donde vivimos, de donde somos y donde pretendemos que nuestros hijos sigan viviendo”.

En un muy aplaudido discurso, pronunciado con énfasis y determinación, el Ing. Agr. Martín Uría Shaw sostuvo que “son los líderes de cada país quienes determinan con sus políticas la prosperidad de su territorio, corresponde a nosotros identificar esos líderes, y tener en cuenta que los cambios solo ocurren cuando los ciudadanos se involucran, se comprometen y se unen para exigirlos”, ante un cerrado aplauso de la platea.

Rurales EL PAIS