Expo Prado

Rodrigo Fernández Abella: “Premiaré animales Angus que sean funcionales”

El Ing. Agr. Rodrigo Fernández Abella, criador uruguayo que tendrá a su cargo la calificación de los 228 Angus en la Expo Prado, sostuvo que es una de las mayores responsabilidades que le ha tocado pues es una de las principales pistas de la raza en el Mundo.

Pablo D. Mestre

—¿Qué significa ser jurado Angus en el Prado?

—Una gran responsabilidad. El Prado hoy es una de las 3 o 4 exposiciones más importantes de Angus en el mundo. Entonces es un honor y me pone muy contento el respaldo de los expositores que fueron quienes me votaron para que sea jurado. Y si lo hicieron es porque vieron que el tipo de animal que hace años presenta Frigorífico Modelo es del paladar de la mayoría. Es confianza en el tipo de animal que presento, porque la mayoría no me ha visto jurar. Junto con la jura en el Congreso Mundial Hereford serán las dos actividades más importantes como jurado para mi.

—¿Qué criterios empleará en pista?

—Mi filosofía es acercar lo máximo posible a los animales a la funcionalidad en el campo. No me gustan los que son exclusivamente de show. Tienen que ser totalmente balanceados, equilibrados, sin excesos de tamaño (para arriba o para abajo) y sin exceso de gordura, algo que hoy se castiga en cualquier pista del mundo por los problemas reproductivos y funcionales que trae. Hay que jurar lo que se busca en Uruguay. Un Gran Campeón del Prado en Uruguay es un toro que en el 90% de las veces va al campo. Entonces tiene que ser un toro que se desplace en forma natural.

—¿Cuáles son los tips para jurar?

—En la parte delantera, mucha importancia en la cabeza, su inserción en el cogote. Que sean animales suaves de adelante, eso está en el equilibrio. En los machos, como casi todos los jurados del mundo, mirar la profundidad de cuartos y anchura de trasera, de lomo, de cuartos. Mantengo ese criterio también en las hembras, me gustan las que, mostrando balance, igual son anchas atrás, con buena abertura de patas. Las hembras, por la raza en que estamos, también tienen que mostrar sus cuartos traseros adecuados a lo que es la vaca. Las que se afinan de atrás no son de mi paladar. Y son muy exigente con el tema de corrección de aplomos y de hueso, ya que a Angus se lo ha criticado muchas veces por la falta de hueso y hoy tiene hueso y hay que valorarlo en una pista porque lo precisamos para llevar los 1.000 kg. que pesan.

—¿Cuánto inciden los datos objetivos?

—Es todo un tema. Si el 100% de la pista Angus tuviera números, el EPD incidiría más. Si un animal tiene el mérito de tener su EPD completo y buenos números, lo va a favorecer frente a uno que no lo tenga, o no sea acorde. Hoy en una pista Angus los EPD no pueden ser determinantes. Es un tema para trabajar la Comisión Técnica con el INIA para llegar a tener todos los animales con EPD porque le haría mucho bien a la raza.

—¿Cuánto incide el golpe de ojo?

—Mucho. Para ser un buen jurado hay que tener el golpe de ojo. Eso tiene que ir atado, es lo que simplifica y realmente redondea buenas juras. Obviamente no quiere decir que sea definitivo, puede variar. Primero se ven todas las virtudes para luego buscar si tiene algún defecto.

—La mayoría de las veces ha paseado reproductores, ¿Cuánto pesa la experiencia como paseador en la jura?

—Muchísimo. El haber paseado y parado tantos animales da la experiencia para saber si el animal está siendo bien mostrado o no. Un animal bueno que no está siendo bien mostrado, en mi caso voy a tenerle paciencia suficiente para que el cabañero lo muestre bien y poder apreciarlo realmente.

—¿Va a mirar la fila del Prado buscando lo que le gustaría tener en su casa?

—Exactamente. Así es. Los que ganen van a ser lo que me gustaría tener en la cabaña. En Frigorífico Modelo trabajo con ese biotipo de animal que está muy cerca de lo que necesita el campo realmente. Los que tenemos son animales funcionales, tienen equilibrio y voy a buscar exactamente eso. Lo voy a llevar como si estuviera seleccionando en nuestra cabaña animales para la venta o para la fila del Prado. Aplicando el mismo criterio que aplico en la cabaña.

—¿Qué haya la misma cantidad de hembras que de machos qué le dice?

—Eso marca el crecimiento. Hay mucha cantidad de terneros y terneras. Marca que las líneas genéticas que se están usando en Uruguay en su mayoría, no se piensa exclusivamente en el show. Porque hay líneas de show que solo producen hembras de destaque, en Argentina y EEUU se ve. Acá los cabañeros de Angus no están dispuestos a resignar calidad de machos por usar un toro que produce sólo excelentes hembras. Me pone contento, porque es señal que el toro Angus es un buen negocio para el cabañero y uno trata de comercializarlo. Toro que es pedigree macho se comercializa. Uruguay está muy equilibrado en las líneas de padres que está usando: hay genética uruguaya, argentina y americana en la pista. Eso es muy bueno. Ese mix de genética hace que tengamos 114 machos en la Expo. Si fuera todo genética de un solo lugar no estaríamos con esa cantidad de machos, sí de hembras.

 

—¿Es más fácil o más difícil jurar afeitado?

—Más fácil, es el animal real. Hay un mérito enorme que haya 230 animales esquilados en el galpón, pues equivalen a 300 sin esquilar, porque uno se anima más a llevarlo. El esquilado le tiene que gustar mucho para llevarlo. El pelo disimula mucha cosa. La decisión que tomó la directiva de esquilar a cero es la gran responsable del nivel de Angus que tenemos hoy. Y que tenga identidad propia: no es ni el argentino, ni el americano, es un tipo con sello uruguayo.

—¿Qué cosas que ha criticado a algún jurado se va a cuidar de no hacer en la pista?

—Es muy importante comentar. Uno puede hacer un buen trabajo en ordenar la fila, que a la gente de afuera le guste esa fila, pero no todos tienen por qué entender cuál es ese orden. Si bien no es mi fuerte, voy a tratar de explicar por qué está cada animal en ese lugar, sus virtudes, sin criticar al de abajo.

—¿Cómo ve el nivel hoy de Angus en Uruguay?

—No tengo dudas que este Prado será mejor que el del año pasado y va a seguir siendo así. Porque hay un nivel de inversión muy fuerte en Angus, que se ve reflejado en la pista. Y hay técnicas como la de fertilización in vitro, que fue muy adoptada y permite dar pasos muy grandes en el avance genético. Influye que la inversión genética que hay en Argentina, del otro lado del río, influye también porque muchos cabañeros están invirtiendo. En el remate de una cabaña argentina esta semana había 12 cabañeros uruguayos. Hay muy buenos asesores trabajando, mucho conocimiento de cabañeros, pero la tecnología que hay en Angus está potenciando el nivel de la raza.

 

Rurales EL PAIS