Expo Prado

Potencian nueva herramienta para producir más corderos: “TexPro”

Proyecto privado con apoyo técnico de SUL e INIA.

Lanzamiento. Alejandro Gambetta, Eduardo Lucas, Diego Albanell y José Luis Repetto. Foto: Ariel Colmegna.

Nuevos desafíos se avecinan para la producción de carne ovina, mucho se debe a la apertura de Estados Unidos para la colocación de cortes con hueso y la posibilidad de extender las ventas a otros destinos como México, Canadá y la Unión Europea.

Un desafío grande de los cabañeros es “lograr imaginarse el escenario productivo en veinte años”. Y dentro de la producción de carne, “aumentar la cantidad de corderos por oveja encarnerada; mejorar la prolificidad”, determinó Eduardo Lucas, productor del departamento de Cerro Largo y presidente de la TexPro.

En el marco de la Expo Prado 2017 y con un futuro prometedor, la TexPro firmó ayer un convenio con el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), apoyado por la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo. El mismo tiene como objetivo incrementar la eficiencia reproductiva.

Lucas aseguró que en la producción de carne ovina es fundamental tener una “buena extracción de corderos” para obtener “mejor rentabilidad económica”. De la misma manera, explicó que la majada nacional “no va a crecer” en número de vientres porque existe una extracción alta, por tanto la meta “no consiste en pasar de 100 a 150 ovejas en cinco años, sino de 63 corderos, que es un promedio nacional, a 150 corderos”.

El TexPro es una línea de mejoramiento genético (Texel por Finnish Landrace) que busca aumentar la señalada ovina del país, cuyo promedio histórico se ubica en un 70%. Con este proyecto, que está aplicado y con resultados técnicos disponibles, la señalada podría superar el 150%. Este trabajo ha sido aplicado en otros países como Nueva Zelanda y Australia, y tiene como fin “producir más corderos”.

El convenio con el SUL y el INIA implica tener un “soporte técnico y tecnológico” a favor del proyecto, dijo Eduardo Lucas. Detalló que el trabajo va más allá de la venta de genética, también intenta hacer un abordaje completo del productor que quiere entrar en la metodología.

Innovación. En esa línea, el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana, Alejandro Gambetta, remarcó a El País, al aumentar la producción de mellizos y trillizos, la importancia de hacer hincapié en aspectos de “nutrición, infraestructura, asesoramiento y otros instrumentos que van contra una lógica tradicional del país”.

Este emprendimiento, impulsado entre privados, es “muy relevante” para el SUL porque “será desarrollado por la institución, con mucha innovación y con un claro enfoque en la producción de carne ovina”. Por tanto, para vender más productos “es clave pensar en tener más corderos por ovejas encarneradas”, dijo Gambetta.

Por último, el presidente del SUL destacó la visión de los productores. “Tienen un camino marcado en la investigación, a través de resultados, y luego aplicar esos conceptos en la realidad productiva del país”.

Datos. El TexPro es una iniciativa que fue impulsada por productores que proyectaron las virtudes de la raza Texel, contó Nicolás Uriarte, gerente del proyecto. Explicó que estos animales cuentan con “muchas virtudes”, entre ellas, la “enorme producción de carne magra”, “lana blanca”, “rusticidad muy adaptada a Uruguay desde hace más de cuarenta años” y, a partir de ahora, “aumento de prolificidad”.

Este mejoramiento genético ha sido adoptado por unos 15 productores ubicados en Cerro Largo, Treinta y Tres, Rocha, Maldonado y Río Negro. Uriarte dijo que actualmente “hay mucha gente interesada en ingresar”, es un proyecto “inclusivo” pero “queremos que sea paulatino” para que la tecnología no sea mal aplicada.

Rurales EL PAIS