Expo Prado

“Los corderos que están naciendo ahora podrán ir a Estados Unidos”

Es inminente la apertura para la carne ovina con hueso.

Imagen _AIC6767

Bonino. El compartimento fue la gran innovación de Uruguay. Foto: Ariel Colmegna

Uruguay no necesita importar nuevas razas ovinas para poder ganar espacio en Estados Unidos una vez abierto el mercado para cortes con hueso”, afirmó a El País el Dr. Jorge Bonino Morlán, directivo de ARU, asesor del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y delegado de Uruguay por el sector privado ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) desde hace más de 20 años.
Tampoco precisa validar nuevas tecnologías, pero sí necesitará “certificar” procesos que son habituales en la producción ganadera, como no usar antibióticos o promotores de crecimiento, respetar el bienestar animal y producir cuidando el medio ambiente, para darle un valor agregado a la carne que se exporte.
“La genética uruguaya en todas las especies y en todas las razas es excelente, si a esa genética se le agrega alimentación, manejo y eso es acompañado de una sanidad preventiva y racionalizada, esa genética se potencia, adaptándonos a producir lo que queremos según las virtudes de cada raza”, explicó el profesional.
Bonino aseguró que hay que hablar de sistemas de producción y no de razas. Pero además lo más importante es que Uruguay “también tiene los productores, el conocimiento y la experiencia que potencian esas tecnologías validadas para producir carne ovina de alta calidad”. Lo único que tenemos que hacer, dijo, “es adecuar nuestro sistema de producción a lo que demanda el mercado, sea Estados Unidos” o a futuro la Unión Europea, Canadá, México, Israel o Japón que son nichos hacia los que Uruguay también está apuntando”.

COMPARTIMENTO. Entre esas tecnologías, Uruguay con el apoyo de la OIE fue un innovador en la instrumentación del primer compartimento ovino que existe en el mundo y mostró un camino que hoy varios países quieren seguir.
El compartimento ovino de alta bioseguridad que hoy funciona en el Campo Experimental del SUL “Dr. Alberto Gallinal” (Cerro Colorado) fue validado por el creador de esta figura ante la OIE, el especialista Alex Thiermann. Incluso las autoridades del Departamento de Agricultura de Estados Unidos lo avalaron y revisaron, para luego dar por finalizado el análisis de riesgo y la publicación de la normativa preliminar en el Registro Federal.
El período para comentarios está cerrado, se recibieron 13 y la mayoría fueron favorables para Uruguay, que logró demostrar con pruebas científicas que no tiene fiebre aftosa, que no hay circulación viral y que los ovinos, por más que no se vacunan contra fiebre aftosa desde 1998, no ofrecen riesgo alguno.
El compartimento fue la herramienta para derribar la barrera impuesta por Estados Unidos y que hoy mantienen otros países, argumentando que al estar en contacto con los vacunos que sí están vacunados, los ovinos al no estarlo, representan un riesgo. Con el compartimento se logró aislarlos, se demuestra mediante sangrados que no hay presencia de virus, los animales tienen trazabilidad individual y se faenan en condiciones especiales, bajo la estricta mirada del servicio sanitario oficial.

ESPERA. Ahora la expectativa está centrada en poder entrar antes de fin de año en Estados Unidos con carne ovina uruguaya con hueso, porque según advirtió la embajadora de Estados Unidos, Kelly Keiderling, esta semana, se transita por un año electoral.
“Hoy se habla de entrar antes de fin de año. Lo que digo es que seguro que los corderos que están naciendo y los que sobrevivieron a estos temporales, tendrán la opción de ir a Estados Unidos siempre y cuando haya un precio diferencial que lo justifique”, aseguró Bonino buscando no crear falsas expectativas a los productores.
En la fase siguiente, auditados por el MGAP y haciendo cumplir a rajatabla todos los requisitos para poder certificar al final la carne, una vez abierto el mercado se liberarán cinco o seis compartimentos para producir entre 10.000 y 15.000 corderos que es lo Frigorífico San Jacinto estima que se precisará para explorar el mercado.
“Una vez que se vea que el mercado es sólido y firme y que lo justifique, porque todo termina con un precio diferencial, se va a abrir y está todo acordado para que cualquier productor, grupo de productores o instituciones puedan tener su compartimento para producir para ese mercado”, explicó.
Se apunta a dar pasos cortos, pero seguros. “Hace más de 12 años que estamos trabajando este tema. “La figura del compartimento es independiente y es un logro técnico que marcó un mojón en Uruguay y el mundo, en el caso de Estados Unidos se viene dando todo para poder ingresar y tener un precio diferencial”, pero todavía hay un largo camino por recorrer, porque el compartimento también sirve para la exportación de genética, es aplicable y ya se está usando en campañas sanitarias y puede usarse para a otras especies”, dijo Bonino.

COMIENZAN JURAS. Hoy, desde la hora 14, se calificarán los equinos Árabes, Deportivos, SPC, y Shetland Pony.

Rurales EL PAIS