Expo Prado

La muestra de Limousin mostró potencial en calidad y cantidad de carne

Se impuso la genética de “Don Quito” y “El Viejo Pancho” en pista.

Gran Campeón. Acerenza aseguró que la cabaña “Don Quito” busca animales muy funcionales. Foto: Ariel Colmegna.

Premiando animales de tamaño moderado para poder manejarlos más intensivamente en los campos ganaderos, el jurado argentino Eduardo Luis Fabre, con la secretaría de Eduardo López, se inclinó por ejemplares de Cabaña “Don Quito” de Juan Francisco Acerenza al momento de otorgar los Grandes Campeones, tanto en machos como en hembras.

Acerenza dijo que los logros del Prado 2017 “son un buen empujón para seguir adelante y continuar con las líneas genéticas adoptadas por la cabaña”, que busca “animales funcionales y de bajo peso al nacer para todos los productores”. El Gran Campeón es producto de genética francesa y es el primer año que Cabaña “Don Quito” participa con un toro mocho. A su vez, la Reservada Gran Campeona es hija de la Gran Campeona de la Expo Prado 2015, pero ya había venido de ternera.

El Tercer Mejor Macho y la Tercera Mejor Hembra se las adjudicó Cabaña “El viejo Pancho” de Julio A. Severi, otra de las cabañas que han hecho historia dentro del Limousin.
Fabre dijo haber encontrado un alto nivel racial, muy bien balanceados y aseguró que el Limousin “está muy bien orientado”.

El argentino también felicitó a los criadores uruguayos porque saben defender el status sanitario del Uruguay, con el que el país “supo ganar mercados” y remarcó que el Limousin “aporta cantidad y calidad de carne”.

Rurales EL PAIS