Expo Prado

Shorthorn mostró en la Expo Prado que tiene vigencia como raza cruzante

Santa María y Rincón de Cora presentaron Grandes Campeones

Shorthorn

En familia. Los Damboriarena celebraron un nuevo Campeón. Foto: Ariel Colmegna.

 

Reafirmando sus cualidades carniceras y su rol como cruzadora, la raza Shorthorn mostró animales modernos y confirmó que tiene mucho para aportar a la calidad de la carne uruguaya.
El Gran campeón, Reservado Gran Campeón y Tercer Mejor Macho fueron expuestos por la cabaña riverense “Santa María” de Walter Mario Damboriarena. El primero es un toro que pesa 1.160 kilos y está cumpliendo los tres años. “Es una sangre canadiense, de tamaño moderado, fácil peleche y estuvo trabajando a campo, mostrando una muy buena producción”, aseguró su propietario.
El Reservado Gran Campeón también tiene sangre canadiense combinada con genética de “Santa María”. El Tercer Mejor Toro es un ternero de la misma cabaña.
En la misma pista, la Gran Campeona es una ternera expuesta por “Rincón de Cora” de Rodolfo Lugaro. El animal tiene sangre de un toro argentino que fue tricampeón en Expo Palermo. “Nos faltaron algunos kilos más en la ternera, pero tiene un alto potencial”, aseguró Lugaro. La misma cabaña se adjudicó también la Reservada Gran Campeona con una vaca que tiene 10 años y parió todos los años, mostrando una gran longevidad. “Es sangre de la cabaña de Hugo Laurnaga”, agregó el vocero de “Rincón de Cora”. La Tercera Mejor Hembra fue expuesta por “Santa María”.
Al final de su trabajo, el jurado argentino Juan Cieutat dijo que el “Gran Campeón” es un toro excelente y en cuanto a su Reservado Gran Campeón sostuvo que “tiene un futuro impresionante”.

Rurales EL PAIS