Expo Prado

Horacio Bianchi y De Boismenú ganaron en la pista de los Charolais

El jurado premio a los animales de tamaño moderado en la pista.

Potencial. El Gran Campeón lo expuso Horacio Andrés Bianchi. Foto: Ariel Colmegna.

Con animales muy buenos, de tamaño medio para poder utilizarlos en cruzamientos con las razas británicas que son las predominantes en Uruguay, Río Grande do Sul y Estados Unidos, los bovinos Charolais volvieron a remarcar su vigencia en la Expo Prado. La raza fue calificada por el uruguayo Joaquín Villegas.

La Gran Campeona fue una vaquillona de dos años, preñada, que presentó José Jorge de Boismenú . Este vientre ya participó el año pasado en la Expo Prado y fue Reservada Gran Campeona, pero este año volvió para conquistar lo que quería, dijo su propietario.

La Reservada Gran Campeona fue expuesta por Juan de Boismenú y también fue destacada por el jurado como “un animal muy parejo y completo”, pero la castigó al definir el Gran Campeonato porque “le faltaba un poco de preparación”.

A nivel de machos, el Gran Campeón fue un ternero expuesto por Horacio Andrés Bianchi y según el jurado “fue el animal más completo” y “liviano de frente para facilitar el parto”, característica que la raza buscó durante años y con ella pudo dejar atrás las críticas de no aportar facilidad de parto.

El Reservado Gran Campeón fue un ejemplar de dos años que expuso José Jorge de Boismenú y el Tercer Mejor Macho correspondió a un ejemplar expuesto por Juan Boismenú. “Es un animal un poco más pesado de paleta” y eso lo dejó ubicado atrás del Gran Campeón.

Al final de su trabajo, Villegas agradeció a la Sociedad de Criadores la distinción por haber sido jurado en la Expo Prado y destacó que encontró en la pista “ganado de mucha calidad”, por lo que afirmó que la raza en Uruguay continúa transitando por el buen camino, pues su aporte a la calidad de carne se mantiene vivo.

Rurales EL PAIS