Expo Prado

En la pista Limousin de Expo Prado se destacaron los animales carniceros

“El Viejo Pancho”, y “Don Quito” lograron Grandes Campeones.

Limousin

Elogios. El jurado argentino ponderó el gran nivel genético. Foto: Ariel Colmegna.

 

Con buen número de animales y mostrando mucha carne, la raza Limousin también tuvo su lugar en la Expo Prado bajo la calificación del argentino Lucas Dietert que ponderó mucho el nivel genético encontrado.
El Gran Campéon y Mejores Masas Musculares fue un toro de dos años de Cabaña “El Viejo Pancho” de Severi. “Tiene un gran futuro, es largo y con mucha carne. Me gustó mucho”, aseguró el jurado Dietert. Este toro “es hijo del Gran Campeón Prado 2012, genética de la cabaña. Presenta un tamaño moderado y con bajo peso al nacer”, contó el Dr. Rafael Artucio.
El Reservado Gran Campeón fue expuesto por la cabaña “Santa Teresa” de Roberto y Paolo Cravetto. “Es hijo de una vaca de la cabaña que viene de una línea francesa y su padre es hijo de un semen inglés, confirmó Roberto Cravetto. El ternero está cumpliendo un año, es muy largo y de gran futuro.
En hembras, la Gran Campeona representó la genética de “Don Quito” de Francisco Acerenza. Esta ternera es la primera vez que llega a competir en la Expo Prado, su madre fue Gran Campeona hace dos años en la misma pista. “Está con 692 kilos y está parida de mes y medio, cuenta con buen área de ojo de bife (sinónimo de que producirá buena carne)”, comentó Acerenza. La Reservada Gran Campeona fue expuesta por la Cabaña “Cebollatí” de Robert Wijma. “La vaca tiene 16 años y va por su 12 cría”.

Rurales EL PAIS