Expo Prado

Cierre de Expo Prado con críticas a la política económica y reclamos por competitividad

En su discurso, el  presidente de la Asociación Rural, Pablo Zerbino, dijo que el sector está en una situación de fragilidad. “Vemos con preocupación lo poco que se han atendido los planteos y reclamos del sector rural sobre las políticas económicas” dijo.

En su discurso de cierre de la Expo Prado 2017, el presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Pablo Zerbino se mostró preocupado por la pérdida de competitividad del sector, el tipo de cambio y la pérdida de puestos de trabajo en el sector lechero.

“Vemos con preocupación lo poco que se han atendido los planteos y reclamos del sector rural sobre las políticas económicas. Ellas son la principal causa de la pérdida de competitividad del país y del sector agropecuario en particular” dijo Zerbino.

“En materia de inserción internacional, Uruguay no sólo no avanza sino que está retrocediendo ya que los demás países y bloques están muy activos implementando sus estrategias comerciales” agregó.

Zerbino reclamó que se ha “dejado pasar oportunidades de concretar tratados extra región que en un mediano plazo nos brinden rebajas en los aranceles externos, rebajas que nuestros competidores ya disfrutan o están próximos a concretar”.

También fue crítico con el aumento de los costos internos y operativos en el país. “Hoy Uruguay está caro en dólares” dijo. “El gobierno utiliza el tipo de cambio como ancla para controlar la inflación en forma activa o pasiva retroalimentando el proceso de apreciación de la moneda y el aumento de los costos en dólares del país” agregó.

Reclamó que en el sector agropecuario se “aumentaron los impuestos ciegos e indirectos” que no reflejan la realidad económica del sector. “El impuesto al Patrimonio no debería existir” dijo.

Uno de los sectores más vulnerables es para Zerbino el sector lechero. “Según datos del Ministerio de Ganadería en los últimos cinco años, desaparecieron 502 tambos, y la producción de leche cayó 10% desde los máximos de 2013. Esto conlleva a una sangría de trabajadores que originalmente son del sector primario pero que afecta sin dudas a la cadena productiva y a la masa asalariada del país. Ésta situación derivada de una creciente pérdida de competitividad y muy altos costos de producción ya la hemos vivido en 1982 y 2002 y sabemos que termina en una crisis que lleva a un incremento en la pobreza” agregó.

Zerbino celebró el ingreso de carne ovina al mercado norteamericano y criticó la obligatoriedad de la bancarización en el sector rural.

Por su parte, el ministro interino de Ganadería, Enzo Benech respondió al discurso. “Comparto bastante de lo que usted dijo, no todo, por supuesto. Y no es novedad y por suerte es así. Hemos demostrado que podemos pensar distinto y entre todos elegir caminos comunes. Usted habló de costos altos, de competitividad. Créame que somos conscientes de eso. El país tiene costos altos y seguramente vamos a seguir siendo un país de costos altos, porque en nuestras definiciones políticas hemos eliminado la indigencia, bajado la pobreza, mejorado los salarios y eso es plata. Pero no quiere decir que no sigamos trabajando. Buscar la competitividad no es solo por el lado de los costos. Todos tenemos deberes para hacer. Los avances tecnológicos nos ayudan, pero debemos seguir trabajando juntos como lo hemos hecho hasta ahora” dijo.

Rurales EL PAIS