Expo Prado

Aguerre: “no todo lo malo empezó en este gobierno”

Ministro anunció llegada de misión empresarial de Japón.

_AIC0411

Foto: Ariel Colmegna.

El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, prefirió “construir puentes” y “no ser destructivo”, por lo que contestó sólo muy pocos puntos del discurso del presidente de la Asociación Rural del Uruguay. Pero más que nada invitó al ruralismo a continuar trabajando juntos. Incluso, al final del acto, dijo que “lo que se dijo se dijo” y afirmó que el discurso del presidente de la ARU, Ricardo Reilly, “tuvo un tono político”.
Aguerre compartió con Reilly el concepto que la política arancelaria restringe y alineándose con el discurso del gobierno, sostuvo que Uruguay debe mirar más hacia el Pacífico, partiendo de la lógica que produce calidad certificada y no cantidad.
En ese sentido, recordó que el Acuerdo Trasnspacífico “no incluye ni a China, ni a Corea del Sur”, por eso insistió en la necesidad de hablar de acuerdos con esos dos países e incluso planteó el interés “de hacer algún acuerdo comercial con Japón”, mercado que está muy próximo a abrirse para la carne vacuna uruguaya desosada y madurada, porque “tiene un arancel de 38% para la carne y suscribió el TPP marcándose un periodo de rebaja arancelaria de 21 años”. Aguerre reconoció que “Uruguay tampoco puede esperar 21 años” y aseguró que “debemos apelar a nuestras ventajas competitivas de diferenciación” para ganar más espacio en el mundo.
A su vez, anunció que llegará a Uruguay una misión empresarial de Japón. “El miércoles próximo viene una delegación muy importante de Japón con intereses de invertir. Presumo que debemos estar muy cerca ya de la habilitación final del mercado japonés. Ya no nos quedan mercados por conquistar”, destacó.
El secretario de Estado exhortó a aprovechar “los vientos de inversiones en un momento en que nadie invierte en la región para tratar de readecuar las inversiones en infraestructura o de usarlas de forma que tengan otro tipo de externalidades. Tampoco esto depende sólo de la administración”, advirtió.
Mirando al Uruguay como país productor de alimentos, Aguerre reconoció que ya había dicho hace tres años que el país “era el único que tenía la cantidad de información asociada al proceso productivo de su carne, como para poder transformarlo en un valor agregado”.

Criticas. Contrarrestando las críticas de Reilly sobre el incumplimiento de la promesa del gobierno de que no se iban a generar más impuestos para el campo y la alerta sobre el endeudamiento del sector, Aguerre admitió que “buena parte de esas inversiones se hizo con renuncia fiscal”.
Reconoció que “es cierto que aumentó la recaudación, pero también es cierto que hubo una gran renuncia fiscal apuntando a que hubiera inversión en este país. Este es un país en el que históricamente se invirtió el 12% del Producto Interno Bruto (PIB) y en los últimos 7 años se invirtió el 21,9%”.
Aguerre recordó que “buena parte de esa inversión se hizo en el marco de la Ley de Promoción de Inversiones y explica el 45% del endeudamiento del sector agropecuario que es a largo plazo, porque son represas, campos, caminos, cosechadoras”. El ministro dijo que al titular de la ARU “le faltó y sé que fue una omisión no deliberada, el reconocer el crecimiento que Uruguay tuvo en los últimos 7 años hasta hace un año y medio, de la mano de la demanda de los mercados y de los precios internacionales”.
No pasó por alto las críticas vinculadas con el deterioro de la infraestructura. “La producción se multiplicó por cuatro en los últimos 10 años”. Aguerre aclaró que “no todo lo malo empezó con este gobierno” y exhortó a todos a encontrar el equilibrio “entre los que piensan que lo único importante en este país es el agro y entre los que no. Ese equilibrio lo tenemos que construir entre todos”.

Exportación en pie pone equilibrio

“Se reclamaba la exportación de ganado en pie, tema sensible para muchos, pero necesario para garantizar el equilibrio entre dos actores muy concentrados, los frigoríficos y los productores”, dijo el ministro.
Aguerre recordó que “se batió récord de exportación de ganado en pie y hemos tenido una producción de terneros estabilizada. La disminución de los últimos dos años no responde a ninguna razón que pueda asociarse a las que se mencionaron acá. Nunca en la vida Uruguay tuvo cuatro años seguidos 2.750.000 terneros en promedio”. Por eso, Aguerre les dijo a aquellos que “piensan que la exportación de ganado en pie atenta contra el trabajo, contra la ocupación industrial o contra el valor agregado industrial, es fácil hacer las cuentas. Si a lo que hemos producido estos años le restamos lo que se exportó, seguimos produciendo mucho más de lo que producíamos”.
El Ministro aseguró que contar con una exportación de ganado en pie irrestricta es un reclamo permanente de las gremiales del sector agropecuario y de una ganadería que apuesta a crecer y continuar invirtiendo.

Rurales EL PAIS