Expo Palermo

Expo Palermo: la Rural Argentina instó a “no volver al pasado”

Luis Miguel Etchevehere aseguró que “cumplimos y nos cumplieron”, en presencia del Presidente Mauricio Macri y demás autoridades nacionales, de la Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires.

Contundente. No es sencillo, “pero no seríamos productores agropecuarios si no tuviéramos temple”. Foto: Pablo D. Mestre.

Pablo D. Mestre. El País en Buenos Aires.

Una vez más el discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina en el acto oficial de Expo Palermo tuvo un tono de alto contenido político.
Luis Miguel Etchevehere insistió en el concepto del “nunca más”, para evitar que se cometan errores como, según a su entender, lo hicieron los gobiernos anteriores al de Mauricio Macri. Por otra parte, en presencia del primer mandatario argentino, el dirigente rural reconoció lo mucho que se ha hecho en estos 18 meses y lo identificó con el futuro. Si bien también reconoció que falta.
“Queremos un país próspero, productivo, competitivo y, ante todo, solidario. Porque en estos últimos años, la necesidad de cambiar y crecer infundió un nuevo aliento a la política, y así fue posible esta reconciliación entre el trabajo agrícola ganadero y la gestión pública”, dijo. Consideró que se logró porque fue posible confiar en la palabra empeñada. “Nosotros hemos cumplido con la promesa realizada y también se ha cumplido con lo que se nos prometió. Esto genera confianza, base del progreso”.

Cifras. El dirigente dijo que gracias a eso Argentina está frente a una cosecha récord, “gracias a la inversión, el trabajo y el esfuerzo de cientos de miles de productores”. Y puso énfasis en decir que consiguieron derribar un mito. “Ocurrió lo que siempre dijimos que iba a suceder: la quita de retenciones generó confianza y un incentivo para la producción”.
Gracias al crecimiento de la producción, “la quita de este impuesto distorsivo se vio compensada en su totalidad, a través de la tributación de otros impuestos, gracias al dinamismo que generó la inversión del campo”.
Esto, afirmó Etchevehere, “porque aumentó la producción, y con ella, las ventas de maquinaria agrícola crecieron un 104% en 2016; y esto es empleo. Y en el primer trimestre de este año la venta de tractores fue récord, y esto es empleo. La venta de fertilizantes aumentó un 42% el año pasado, y esto es empleo. Las ventas de camiones se incrementaron un 58% en el primer semestre de 2017, y esto es empleo”.
Y es más, agregó que “para trasladar la cosecha, se necesitarán 6 millones de viajes de camión, y esto es empleo”.
En cuanto a la ganadería dijo que está aumentando el stock, “a razón de un millón de cabezas más por año”.
Se refirió al consumo de todas las carnes, “el más alto de los últimos cien años: 120 kilos de carne por habitante por año, confirmando que podemos abastecer el consumo interno, al mismo tiempo que consolidamos los mercados externos”.
El titular de la SRA dijo que “producimos algo que el mundo necesita: producimos alimentos. Ayudando a paliar el hambre del mundo, estaremos combatiendo la pobreza en nuestro país, mediante la creación de empleo y arraigo donde producimos”.
Tras lo cual aseveró que “el campo fue, es y será siempre un formidable recurso de transformación”.

Sintonía. Durante el acto se vio la “buena onda” campo/gobierno. Foto: Pablo D. Mestre.

Reconocimientos. Luis Miguel Etchevehere destacó el esfuerzo y los avances del Gobierno en la lucha contra la inflación. “Bajar la inflación es la madre de todas las batallas. Corresponde celebrar que, en un año y medio, se haya bajado prácticamente a la mitad. Y son necesarios todos los esfuerzos que se hagan para seguir en esta línea”.
También reconoció que “se ha empezado a proceder con decisión, en infraestructura vial, ferroviaria, portuaria, aero-comercial. Y con costos significativamente menores, en virtud del combate a la corrupción en la obra pública”.
En cuanto al sistema impositivo, el presidente de la Rural Argentina dijo que “éste debe estimular las inversiones, y no ahuyentarlas o impedirlas”.
El dirigente destacó el trabajo del Banco Nación y el Banco de la Provincia de Buenos Aires, “que están marcando el rumbo de lo que debe ser el financiamiento productivo, y volviendo así a su razón de ser: la producción”.
Además, reconoció y valoró “la lucha emprendida con resolución y coraje contra las mafias y la corrupción en el Estado y en la sociedad. Es hora de que los jueces y el Ministerio Público se pongan al día para sancionar los delitos cometidos en la década pasada contra la administración del Estado”. Porque, dijo, “el fortalecimiento de las instituciones, es también el fortalecimiento de la competitividad”.
Otro elemento de competitividad que mencionó fueron los acuerdos comerciales, contra cara del proteccionismo. En ese sentido afirmó que “propiciamos el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, en la medida en que estén contemplados los productos agro industriales. Nadie imagina un acuerdo con la Unión Europea que los deje afuera”.

Crítica. En su discurso hizo varias menciones al gobierno anterior. “Supimos enfrentar su actitud autoritaria. Nos arriesgamos a hacerlo, porque entendimos, y porque entendemos, que hay una sola forma de vivir con dignidad: en libertad y en el marco de la ley, trabajando incansablemente y buscando, con igual tenacidad, la equidad social. Diciéndole no al delito, a la arbitrariedad y a la obsecuencia”.
Pero, agregó, “tras haber procedido así, y recogidos los frutos de nuestro empeño, que enfrentarse a la prepotencia, y criticar sus desmanes, no puede seguir siendo ya nuestra principal preocupación. Y no puede serlo porque la realidad ha cambiado. Y con ese cambio se ha hecho evidente cuál es el desafío que nos impone el presente. Hoy el desafío es construir. Y no sólo como sector, sino ante todo como Nación”.
Ante ello, el dirigente rural reconoció que quizás no es tarea sencilla. “Por supuesto que no lo es. Pero no seríamos productores agropecuarios si no tuviéramos temple, para enfrentar con imaginación y decisión lo que el constante desarrollo nos exige”.

Desafíos. Ya en el tramo final de su discurso de media hora, Luis Miguel Etchevehere sostuvo que las soluciones alcanzadas para los problemas del pasado los sitúan ante nuevos desafíos. “Es preciso aprender a pensar en grande, más y más en términos de Nación. Ya no sólo se trata, entonces, de incitar al Gobierno a respaldar al campo, sino de incitar al Campo a pensar, proyectar y realizar, en la medida de sus fuerzas, un país de instituciones fuertes”.
Y finalizó enfáticamente, entre incesantes aplausos, afirmando: “después de lo que vivimos, si hay algo que tenemos claro, es que no podemos volver al pasado”, enumerando que hacerlo es por ejemplo: “volver a generar pobreza”, “volver al desprecio por las instituciones republicanas, a la mentira, a la demagogia y a la estafa, como recursos políticos”, “es impunidad para las mafias, para valijeros y para los corruptos que se escudan en fueros que no merecen”, “es dejar las puertas abiertas al narcotráfico, y la puerta giratoria para los delincuentes”, “es trenes sin frenos, rutas sin destino, y Venezuela como modelo”, es el insulto y la soberbia por cadena nacional”.

Vea algunos pasajes del discurso del presidente de la Sociedad Rural Argentina:

 

Rurales EL PAIS