Empresas

Planta de UPM podría impulsar más vínculos productivos con ganaderos

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales no descartó una “pequeña aceleración” en los volúmenes de eucaliptos plantados.

Finalizó la primera etapa de las negociaciones entre el Gobierno y la empresa finlandesa UPM para la instalación de una nueva pastera en Uruguay, que de avanzar en la construcción implicaría cambios en la producción y una mayor demanda de eucaliptos.

Uruguay cuenta con más de 2.000.000 de hectáreas de bosques, de las cuales un 58% corresponde a plantaciones y un 42% a bosques nativos, según la información de la Sociedad de Productores Forestales (SPF). Carlos Faroppa, presidente de la gremial, contó que las plantaciones están creciendo a un ritmo sostenido de 1,5 o 2% anual, pero es posible que se de una “pequeña aceleración” si se concreta el proyecto de UPM.

La posible pastera de UPM quedaría operativa en 2022 con una producción de celulosa de 2,4 millones de toneladas anuales, una capacidad productiva que alcanza los niveles de las dos plantas existentes.

El empresario, que formó parte de la instalación de la primera pastera en Uruguay, estimó que con una nueva fábrica es posible que nuevos inversores se interesen por plantar más eucaliptos o la empresa impulse más asociaciones con productores ganaderos a través de los arrendamientos.

“Es claro que no se haría la planta si no cuentan con los volúmenes de maderas necesarios” dijo Faroppa, quien aseguró que el Uruguay no solo está creciendo en área, sino también en volumen. Comentó que “todo lo que se corta se vuelve a plantar” y no descartó que muchas áreas de pino se cambien a eucaliptos para obtener mejor rentabilidad en el negocio.

Rurales EL PAIS