Empresas / Forestación

Parada Sud, un enclave “más que conveniente”, donde se instalaría UPM

Una vieja estación de tren con 10 casas y 50 personas.

Parada Sud, 10 casas y 50 personas, Victor D. Rodriguez.

Durazno – Víctor D. Rodríguez | Parada Sud, está en la 11ª. sección de Durazno, en Pueblo Centenario y cerca de Paso de los Toros (la capital “isabelina” del departamento de Tacuarembó).

Para llegar no es difícil, pero hay que conocer o preguntar antes, porque el diminuto poblado de una decena de casas, de edificación humilde -algunas abandonadas- y unas pocas con infraestructura mejoradas, no es visible desde ruta 5, la carretera nacional por la que se llega a Paso de los Toros.

Desde el Sur, 250 metros antes del peaje, se debe tomar a la izquierda y después de transitar un camino de tierra y tramos de asfalto, se divisan las diez a doce casas de Parada Sud, en camino paralelo a la vía férrea. “El agua y la luz, poco más, es lo que hay..”, dice a El País, Cristina Ramírez, una veterana mujer que vive con su marido, en una casita con quinta y gallinero, al lado de la vía férrea, pegado al lago del río Negro y frente a la placita que alguna vez fue cancha de fútbol del lugar.

Cristina Ramirez, residente en PARADA SUD, Durazno en el limite con P. TOROS, Victor D. Rodriguez (5)

Las mejoras y avances en el poblado demoraron en llegar, y encima, fueron escasas. Entre los años 1995 y 2000, el agua potable hizo su aparición en la localidad, y seguidamente la energía eléctrica, entre los años 2000 y 2005, durante la administración del Intendente, Carmelo Vidalín, que cumple actualmente su tercer mandato como jefe comunal electo.

Aun queda mucho camino por recorrer en Parada Sud; no hay médico, ni policlínica, no hay almacén, escuela, liceo, no hay servicio de taxi: “tenemos que ir sí o sí a Paso de los Toros, fíjese, mi marido y yo en moto, no queda otra. Si estaremos esperando esa planta..”, señala con indisimulada expectativa la mujer.

Beneficios para la región. El portal Iciforestal.com daba cuenta recientemente que hace unos días, el intendente Vidalín decía que “el espíritu nuestro es que esta planta pueda instalarse, en caso de lograrse el hecho, en inmediaciones de Parada Sud”, y mostraba su entusiasmo de que, de instalarse una tercera planta de celulosa, “la misma fuera a esa región”.

Vidalín entiende que se trata de un sitio por demás conveniente, dado que cuenta con excelentes vías de comunicación. “Está la ruta 5 y otras arterias nacionales que comunican con el litoral del país. Además, podemos pensar en barcazas que transcurran a través del río Negro, bajando desde Arévalo, y líneas ferroviarias que comunican con el puerto.

Estamos apostando a ello, no quiere decir que nos vaya a tocar, ojalá se dé, porque sería hasta una manera de compensar el hecho de que, en su momento y junto al exedil Raúl Otegui, tuvimos contacto en Buenos Aires con autoridades de Stora Enso, hecho que posibilitó su desembarco en el país”.

El gobernante local sostiene (agrega la publicación) que, ante el posible establecimiento de un emprendimiento de estas características, los gobernantes locales deben pensar en el post obra “porque una planta de celulosa durante su construcción genera miles de puestos de trabajo; ahora, después, esa gente qué hace, queda acá instalada. Somos los gobernantes locales quienes debemos dar respuesta a sus problemas”.

Parada Sud, 10 casas y 50 personas, Victor D. Rodriguez (6)

Parada Sud (Parada Sur) es una antigua y desusada estación ferroviaria al norte del departamento de Durazno. Se encuentra a una altitud de 61 metros sobre el nivel del mar. Sus coordenadas son 32°51’0″ S y 56°30’0″ W en formato DMS (grados, minutes, segundos) o -32.85 y -56.5 (en grados decimales).

Está ubicada contiguo a Pueblo Centenario, una zona en la que en el año 2011, se confirmó la existencia de aguas termales. Un acuífero de aguas saladas ubicado a unos 380 metros de profundidad y con una temperatura de entre 25º y 30ºC, generando impulsos locales para construir un centro termal.

Centenario surgió en 1930 con la construcción del puente sobre el río Negro, esto provocó el asentamiento en la zona de muchos trabajadores y sus familias. Su nombre, al igual que el del puente, surge por haberse inaugurado a 100 años de la Jura de la Constitución de Uruguay. No existe un acta oficial fundacional de la localidad. Entre los primeros habitantes se encontraban las familias Monroy, Inzúa, Correa, Capucho y Casas

Director. El director forestal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Pedro Soust, dijo a medios nacionales que la zona para instalar la nueva planta está en estudio por parte de los técnicos forestales pero que el centro del país. “Creemos que la utilización del río Negro como fuente de agua tiene mucha importancia; hay muy buenos servicios y buena infraestructura como la vía férrea y comunicaciones con rutas importantes”, informó el referido portal.

Rurales EL PAIS