Empresas

Bayer presentó una oferta por Monsanto de 37.000 millones de euros

La oferta, no vinculante y no solicitada, sería otro caso de concentración en el sector y busca crear un líder mundial en la agroindustria.

Foto de Monsanto en la Bolsa de Nueva York (Reuters)

Foto de Monsanto en la Bolsa de Nueva York (Reuters)

El grupo farmacéutico y químico alemán Bayer ha confirmado este jueves que busca hacerse con la biotecnológica estadounidense Monsanto, una operación que crearía un gigante en el sector de la agroindustria.

Según ha afirmado la compañía de transgénicos, se trata de una propuesta “no vinculante y no solicitada”. La misma está sujeta a la correspondiente ‘due diligence’ y a las aprobaciones regulatorias. El consejo de administración de Monsanto está revisando la propuesta, en consulta con sus asesores financieros y legales.

Recientemente, representantes de la firma alemana se reunieron con la cúpula de Monsanto para tratar la oferta no vinculante, cuyo monto no ha sido revelado, si bien Monsanto cuenta en estos momentos con una capitalización bursátil de 37.000 millones de euros, cifra que diversos medios citaron en las últimas semanas como posible montante de la compra.

De concretarse la unión, el negocio agrícola cobraría mucha más importancia dentro de Bayer. Monsanto factura unos 13.400 millones de euros con la venta de semillas y productos fitosanitarios, mientras que Bayer cerró el pasado año con unos ingresos de 46.300 millones.

La firma americana pasa en estos momentos por un momento complicado, tras reducir sus previsiones de crecimiento para este año. Además,recortará al menos 3.600 empleos para reducir costes.

El Wall Street Journal señala en base a datos del banco Morgan Stanley que juntas las dos empresas controlarían un 28% de la venta de productos fitosanitarios. También serían muy fuertes en Estados Unidos en el negocio de las semillas de cereales y soja.

A favor de la fusión habla el hecho de que Monsanto tiene un peso significativo en el mercado de Estados Unidos y Bayer en Europa y Asia, algo que podría servir para justificar su alianza ante las autoridades antimonopolio.

Fuente: La Vanguardia.

 

Rurales EL PAIS