Empresas

América del Sur elevó ganancias de empresa Monsanto

Ventas de semilla de soja y maíz llegaron a crecer un 37%

Soja. Cultivos.

Soja. Cultivos.

La compañía estadounidense de semillas y agroquímicos Monsanto Co, que está en proceso de ser adquirida por la alemana Bayer AG por US$ 66.000 millones, informó una ganancia trimestral superior a la esperada gracias a una demanda más potente en América del Sur.

Las ventas de semillas de soja de Monsanto treparon un 37%, ya que más agricultores sudamericanos sembraron su versión genéticamente modificada del soja Intacta RR2 Pro.

En una entrevista con Reuters, una ejecutiva de la firma había anticipado ese aumento de la demanda en Sudamérica.

Monsanto llegó en septiembre a un acuerdo con Bayer, para ser adquirida por US$ 128 por acción, el que está sujeto a la aprobación de reguladores, pues se crearía un gigante que manejaría más de un cuarto del mercado mundial de semillas y pesticidas.

La compañía estadounidense, famosa por su maíz genéticamente modificado y su herbicida Roundup, no ofreció una actualización sobre las aprobaciones de reguladores o posibles desinversiones relacionadas con el acuerdo con Bayer.

Ambas empresas han dicho que confían en que la fusión será autorizada tras la revisión. Bayer incluso expresó su compromiso de desinvertir hasta US$ 1.600 millones para obtener la aprobación.

Algunos grupos agrícolas, compañías de semillas y legisladores han manifestado su preocupación por la posibilidad de que el acuerdo Monsanto-Bayer eleve los precios y reduzca las opciones de los agricultores. La ganancia neta atribuible a Monsanto fue de US$ 29 millones, US$ 0,7% por acción, en el primer trimestre del año fiscal terminado el 30 de noviembre de 2016, frente a una pérdida de US$ 253 millones o US$ 0,56 por papel, un año antes.

Excluyendo ítems, la empresa ganó US$ 0,21 por acción; mientras que las ventas netas subieron más de 19% a US$ 2.650 millones.

Mientras tanto, las recientes inundaciones por las fuertes lluvias en la principal región agrícola de Argentina podrían causar recortes en la superficie sembrada con soja y maíz correspondientes a la campaña 2016/17, dijeron agentes del sector.

La zona agrícola sufrió en los últimos días temporales que, sumados a más lluvia de lo habitual durante diciembre, generaron anegamientos que amenazan a los dos principales cultivos.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero del grano de soja y de maíz

Rurales EL PAIS