Economía

“Si no se revierten las condiciones regionales, se van a necesitar más medidas fiscales”

Brasil es la principal preocupación de lo que son los factores externos de la región.

“Uruguay viene de un periodo extraordinario de crecimiento, pero la realidad indica que hace más de 18 meses estamos recibiendo malas noticias de afuera, y sucede que estamos transitando una nueva fase con una economía que está virtualmente estancada”, explicó Alfonso Capurro.

El economista de CPA – Ferrere dijo que en 2015 la economía creció 1%, pero realmente en la segunda mitad del año no aumentó y eso se mantuvo en los primeros meses del 2016. “En los últimos se ha venido gestando un desequilibrio fiscal que está superando valores del 3,5% del producto, que es una cifra que genera cierta preocupación”.

Comentó que todavía no se puede saber si el ajuste de las últimas horas es suficiente para lograr un equilibrio fiscal. Sin embargo, dijo que si no se “revierten las condiciones regionales e internacionales se van a necesitar más medidas fiscales”. Aseguró que el “desequilibrio no es grave pero sí importante, y si Uruguay no toma la senda del crecimiento en un plazo relativamente corto se van a tener que tomar más medidas fiscales”.

Según señaló Capurro, Brasil es la principal fuente de preocupación de lo que son las condiciones externas debido a la magnitud de los problemas políticos y económicos y porque no se visualiza una salida cercana. “Hay un cambio político que habrá que ver a dónde se dirige, pero independientemente de si este nuevo gobierno puede hacer cosas que el anterior no hizo, quedó claro en el proceso que Brasil tiene una debilidad institucional y una caridad de las instituciones bastante pobres en comparación a otros países y la respuesta fue desordenada”.

El economista indicó que “Brasil está atravesando una recesión importante y tiene que corregir una corrección fiscal. Tiene un déficit del 11% del producto, cuando Uruguay tiene 3,5%”. Además, “tienen un gobierno que no responde al mandato popular, porque no fue votado, y los trabajadores responden a la oposición. El gobierno debe introducir ajustes que son muy duros, que quizás salen bien para los países de la región pero el proceso no otorga claridad para pensar que puede haber una recuperación rápida”.

Con respecto al Real, informó que la evolución de la moneda ha estado atada a la política. “El mercado recibió bien la noticia del impeachment asumiendo que iba a venir un gobierno más proclive a hacer reajustes macroeconómicos. Perdió algo de competitividad en los últimos seis meses y se ha encarecido”. De todas maneras, dijo que seguirá “siendo barato en términos relativos frente a Uruguay pese a la reversión del Real; lo que seguirá siendo una dificultad adicional para nuestras exportaciones con destino a Brasil y la competitividad internacional”.

Finalmente y en lo que refiere a los precios de los commodities, Capurro entiende que tenemos un mundo deprimido, creciendo poco y enfriándose de la mano de China. “En las últimas semanas, en la medida que el dólar aflojó su presión al fortalecimiento, se redujo la presión bajista de los commodities, ya que en periodos donde el dólar se fortalece los precios se debilitan”.

“Parece difícil pensar que para adelante vamos a tener un proceso de debilitamiento del dólar para que presione al alza los commodities. No se esperan fundamentos por parte del dólar o del crecimiento global que permitan la recuperación de los commodities. Mirando los mercados hemos tenido recuperaciones pero son vinculados a factores de oferta”, cerró.

Rurales EL PAIS