Economía

Romero Álvarez: “Uruguay necesita un tipo de cambio más alto” para competir

Según el especialista Luis Romero Álvarez, “no hay más remedio que subir el dólar, porque no podemos ser una isla cara en un océano barato”. También dijo que el sector exportador “está muy complicado y eso repercute para atrás en todos los motores de la economía”.

GANADO VACUNO

Ganado vacuno. Producción en Uruguay.

El tipo de cambio en Uruguay funciona, según el consultor Luis Romero Álvarez, con pedales que son movidos internamente y otros internacionalmente; en este último es Estados Unidos quien marca el rumbo de acuerdo a lo que va pasando allá, por lo que, cuando el dólar afloja, se modifican todas las monedas del mundo.

Dentro de Uruguay, para Romero, es otra historia “porque lamentablemente el gobierno desde hace mucho tiempo viene usando al dólar como herramienta para combatir una inflación que no puede doblegar, y no lo puede hacer porque gasta demasiado”.

En opinión del ingeniero al portal Rurales – El País, no se ataca la causa de una inflación demasiado alta para los propios límites establecidos según el gobierno -jamás a los largo de los últimos siete u ocho años consiguió que la inflación estuviera dentro de los parámetros-, siempre estuvo por arriba, “incluso este año pasó del límite más o menos sacrosanto del 10% lo que hizo activar las alarmas”. Para esto, dijo que “se volvió a usar el dólar para combatir la inflación, porque si nosotros hacemos bajar el dólar internamente todo lo importado vale más barato y esto es un componente significativo de la canasta con la cual se calcula la inflación”.

En opinión de Luis Romero, hoy en Uruguay estamos con atraso cambiario, así como también estuvimos antes de que el dólar se alzara -cuando llegó a $ 31 y $ 32- “pero después el gobierno se asustó con la inflación del 10% u 11% y corrigió el dólar (…) tan así, que se le fue más para abajo de lo que quería y tuvo que salir a comprar para que el dólar no terminará en $ 25”, indicó.

De todas maneras, lo que ha sucedido en nuestro país es una “lástima” porque nos encontramos con que la competitividad del sector exportador está en el piso, somos un país caro frente a cualquiera, lo cual pone un gran sacrificio en las espaldas del sector exportador y va limitando las posibilidades de que Uruguay tenga mejores resultados económicos en un momento en que el mundo no está a todo vapor.

“No hay más remedio que subir el dólar, están cerrando todas las fábricas, el país está peor de lo que aparece en los diarios, el sector exportador está muy complicado y eso repercute para atrás en todos los motores de la economía. No hay alternativa, se necesita un tipo de cambio más alto y si tenemos que pagar un costo de inflación grande, tenemos que hacerlo porque el gobierno no concibe gastar menos. Es algo inescapable, le guste al gobierno o no, Uruguay tiene que abaratarse en dólares y lo tiene que hacer rápido porque si no la curva de los problemas se hace vertical”, expresó Luis Romero Álvarez.

En opinión del analista, cuando el dólar estaba subiendo deberíamos haber estado en $ 34 o $ 36, hoy, con un dólar debilitado “tenemos que estar en $ 31 o $ 32 para estar flotando parecido a lo que son los costos, por ejemplo, de Brasil ahora”. Para Romero, un dólar a $ 28 o $ 29 de hoy es un número muy negativo para la economía uruguaya. “Creo que después de las elecciones estadounidenses, más allá de quien gane, el país va fortalecer su moneda y eso va arrastrarnos hacia arriba a nosotros y espero que las autoridades lo dejen correr, porque no podemos ser una isla cara en un océano barato, y eso es negativo para el país en el corto, mediano y largo plazo”, sentenció el especialista.

Escuche la entrevista con Luis Romero Álvarez:

Rurales EL PAIS