Economía

Ignacio Munyo: ¿por qué no mejora confianza?

El director del Centro de Economía del IEEM disertó en Conferencia “Creando Futuro” organizado por Zambrano & Cía.

Foto: Darwin Hugo Borrelli.

La economía se despertó tras dos años de estancamiento” y se proyecta un crecimiento de 3% para 2017, de la mano de una mejora de las condiciones externas y una estabilidad de los factores internos, explicó el economista Ignacio Munyo. Pero advirtió que pese a ese panorama favorable, la confianza de los consumidores sigue en una zona de moderado pesimismo —en 45,1 puntos de 100 según la medición de la Universidad Católica y Equipos—, lo que “no cierra si uno mira el resto de los indicadores”. Descifrar las causas de ese desfasaje fue el foco de la presentación de Munyo ayer en el evento “Creando futuro” organizado por la empresa de agronegocios Zambrano & Cía.

Al analizar el panorama internacional, el analista alertó por las consecuencias en la llegada de capitales a Uruguay, de una suba de las tasas de largo plazo estadounidense y destacó que los precios de los commodities que vende el país han mejorando en los últimos meses y seguirán en los niveles actuales. Esto sumado a un petróleo barato (que se mantendrá por al menos dos años) y una región que “mejoró” sus perspectivas, generan un combo externo positivo.

Foto: Darwin Hugo Borrelli

A nivel interno señaló que hay solidez en materia financiera, un “buen colchón” de reservas monetarias y una inflación que baja producto del descenso del dólar, aunque proyectó que los precios aumentarán este año 7,9% (fuera del rango meta) si se cumple el pronóstico de una divisa a $ 29,8 al cierre de 2017. A su vez, indicó que el gasto público crece por encima de lo deseado y “es una mochila que recae sobre el sector privado”, que por ejemplo paga combustibles más caros.

Tras este análisis que da un saldo positivo para Uruguay, Munyo sostuvo que la confianza de los consumidores no mejora “porque hay muchos temas pendientes, cosas que no se hicieron” que son observadas de forma crítica por la ciudadanía. Mencionó el atraso cambiario que vive el país y hace que los costos de producción sean altos y por ende la competitividad baje. “Estamos caros y no hay perspectiva que eso mejore”, subrayó en línea con la proyección que la inflación subirá más que el tipo de cambio este año.

Además, el economista identificó “las barreras a la productividad” que tiene Uruguay en cuatro áreas donde hace años no avanza: calidad educativa, peso del Estado en la economía, inserción internacional y regulación laboral. Se trata de campos con “un fuerte factor ideológico” donde el país “se juega su futuro de mediano y largo plazo”, subrayó. “La gente se da cuenta de todo esto y por eso no termina de captar las mejoras”, concluyó Munyo.

Rurales EL PAIS