Economía

El crecimiento de la región está dominado por factores externos

Cuando el mundo está a favor nos va bien, y cuando no, las economías no tienen la capacidad endógena de vigor económico, aseguró Augusto de la Torre.

El gerente en jefe del Banco Mundial para el Cono Sur dijo que para la región es el cuarto año consecutivo de desaceleración económica. “La región se está adaptando a un deterioro significativo en las condiciones externas que no podemos controlar y tiene que ver con los precios de los commodities, el crecimiento de China y lo que sucede en la economía global. Esto nos afecta y el golpe ha sido importante”, afirmó.

Según explicó de la Torre, este proceso de desaceleración ha sido más largo de lo que se esperaba, “lo que es penoso”, pero ya se empiezan a abrir oportunidades para la recuperación y quizás en el próximo año no se sientan demasiado, pero sí están cambiando. “La región se está adaptando a estas nuevas condiciones y a un nuevo equilibrio”, destacó. 

El proceso de ajuste que los países de la región están experimentando generan nuevas oportunidades. “La depresión de la moneda en países como Chile o Colombia ha generado competitividad que sustituye a las importaciones o nuevas exportaciones que empiezan a florecer, por ende, se abre un espacio de recuperación para que no esté basada en la ola de consumo de años anteriores que se vio impulsada por los altos precios de los commodities e intercambios muy favorables”, señaló.  

Para todo esto, y tal explicó Augusto de la Torre, es necesario depender de un despertar de la inversión y un crecimiento de las exportaciones y actividades de negocios que no se habían desarrollado en el pasado. “Está tomando tiempo, pero estoy seguro que la región encontrará su camino de recuperación y más si está basado en cambios tecnológicos, incorporación de destrezas de capital humano, mejoras en la infraestructura, descubrimientos de mercados internacionales y más actividades que estén enlazadas con la productividad”, indicó. “A medida que los países de la región tengan esas características podrían convertirse en un patrón de crecimiento a largo plazo”, resaltó el gerente en jefe del Banco Mundial.

Finalmente, Augusto de la Torre dijo que para lograr un crecimiento es importante que los países no apelen a válvulas de escapes como es la inflación. “Es un impuesto muy regresivo y dañino para la estructura social que le pega fuertemente a la gente pobre, pero no deja de ser una manera de equilibrio político”, agregó.

Rurales EL PAIS