Criollos

La Invernada vendió 41 caballos Criollos a US$ 4.005 de promedio

Las yeguas de andar a US$ 4.085 y los padrillos a US$ 6.300 de promedio.

Gerardo, Alejandro y Mauricio Zambrano junto con Joao Antonio Martins en el Prado. Foto: Pablo D. Mestre

Pablo D. Mestre.

Qué difícil es hablar de La Invernada y no caer en lugares comunes.

Es que el nombre de la cabaña de Plácido Martins SA está estrechamente vinculado con la inconfundible voz del “Serrano” Abella diciendo … “otra vez La Invernada”… Y hablando de los “duendes” que formaron estas sangres…

Entonces, haciendo un esfuerzo por no mencionar esas frases tan sonadas, bien vale la pena decir que “otra vez La Invernada lo hizo…”.

Es que, aunque suene reiterativo es así.

La cabaña de Cerro Largo una vez más marcó un mojón en la venta de caballos Criollos en el país.

Con una magnífica jornada primaveral en la pista central de la Rural del Prado, a cargo de Gerardo y Alejandro Zambrano, se comercializó el 100% de la oferta en pista y a un valor promedio de US$ 4.005 por los 41 productos ofertados y vendidos.

Las 30 yeguas de andar hicieron promedio en US$ 4.085, con máximo de US$ 8.610 pagados por “Arcenia La Invernada” (Boichero LI x Azucena LI (Halcón LI), adquirida por cabaña “Don Julio” de Salto. El mínimo de la categoría fue US$ 2.520, “en una demostración que La Invernada se adapta a lo que paga el mercado”, aseguró Alejandro Zambrano Zerbino.

Además se comercializaron 5 potrancas, las mejores de la generación en venta vertical, a un promedio de US$ 2.835, con máximo de US$ 3.990, por “Picolezna LI” (Boliche LI x Chapita LI (Poncho e Lana LI) y mínimo de US$ 2.100.

Luego 3 yeguas con cría al pie cotizaron entre US$ 3.570 y 2.520, haciendo promedio de US$ 2.870.

Esto arrojó un promedio de US$ 3.824 para las 38 yeguas del remate.

Pero faltaban los padrillos…

Los tres ofrecidos, fueron vendidos a un promedio de US$ 6.300. El máximo fue US$ 6.720 pagado por dos de ellos: “General LI” (Lancero LI x Macana LI (Calamaco LI), adquirido por “El Baqueano” de Bordaberry. Y en el mismo valor se vendió “Mentiroso LI” (Malambo LI x Azafran LI (Mate Amargo LI), adquirido por Julio Fros.

Entonces, los 41 productos ofertados y vendidos hicieron promedio de US$ 4.005.

Pero más allá de todo y de decir que se vendieron ejemplares para Argentina y Brasil, sin querer caer en lugares comunes, en el subconsciente resuena la voz del Serrano: “…otra vez La Invernada…”.

 

Rurales EL PAIS