Criollos

Criollos de “La Constancia” de Sapelli vendidos a US$ 4.052 de promedio

Pablo D. Mestre
…Y lo mejor está por venir…
Con ese slogan la familia Sapelli Gutiérrez lejos de conformarse con los logros de la década: 10 Grandes Campeones, 3 Reservados, 2 Freno de Oro y un Freno de Plata Uruguay, 3 veces clasificados para la final del Freno en Esteio… e infinitas alegrías… sigue adelante.

Los Sapelli y los Zambrano felices en la noche en Cecade. Foto: Pablo D. Mestre

Con esa pasión y dedicación que les impulsa hace más de medio siglo, La Constancia ganó el Freno Uruguay el domingo, volvió a clasificar para la final de Esteio, tuvo destacada actuación en morfología y ayer coronó un fin de semana ideal con un gran remate anual.
En Cecade, ante cientos de criadores de todo el país (más muchos a través de la transmisión por TV y web), bajo la conducción de Gerardo y Alejandro Zambrano, no sólo vendieron todo y rápido, sino que se lograron buenos valores por los 30 productos ofertados.
Ya de pique nomás llegó la primera alegría: en un hecho inédito en Uruguay la cabaña ofreció, en venta vertical, las mejores tres potrancas de la generación, las tres hijas del padrillo “BT Jiquiqua”.
Tras intensa puja el comprador, cabaña “La Luz” de Flores, eligió a “Constancia Pacha 1539” (BT Jiquiquá x Constancia Farolera (Arrayán Baluarte), pagando por ella US$ 13.200, que a la postre fue el mayor valor de la noche.
Luego se fueron comercializando sin pausa el resto de las yeguas todas ellas generando intensas pujas de distintos oferentes.
Otro valor destacado fue US$ 6.480, pagado por dos productos: “Constancia Palta 1592” (BT Jiquiquá x Constancia Engañosa (Mañanero Esperando).
Mismo valor se pagó por “Constancia Parcelera 1565” (BT Jiquiquá x Constancia Limonada (Guampa Buho), potra adquirida por cabaña “San Francisco”.
Y al final se vendió un padrillo: “Arrayán Palo y Palo” (BT Jiquiquá x Constancia Reguera (Tañido Cigarro), en US$ 5.040, adquirido por Martín Rosales.
En resumen, se vendieron 29 hembras en US$ 4.018 de promedio y un padrillo a US$ 5.040. Fueron: 1 potranca: 13.200; 5 yeguas preñadas: 3.600, 3.240 y 3.384; 2 potras: 6.480, 2.880 y 4.680; 21 yeguas domadas: 6.480, 2.400 y 3.669.
“Les va bien en las exposiciones y está bien, ganan en las pruebas y está bien también y que les vaya bien en el remate es también un premio”, dijo Zambrano tras la venta.
Y eso que lo mejor… está por venir..

Vea la venta de la potranca:

Rurales EL PAIS