Comercio

En la OMC, Brasil revela preocupación por la acción comercial europea

Mientras que los negociadores de Brasil y la Unión Europea (UE) tratan de avanzar en esta semana en la conclusión de un acuerdo de libre comercio en Bruselas, la delegación brasileña hizo hincapié en la Organización Mundial del Comercio (OMC) algunas preocupaciones con la política comercial europea, particularmente en la agricultura .

Exportación de arroz.

En el examen de la política comercial de la Unión Europea, los socios hicieron 1.053 preguntas escritas a los europeos. La inquietud fue generalizada sobre los efectos del Brexit, la salida del Reino Unido del mercado común europeo, en terceros países.”Alentamos a la UE a asegurar que las negociaciones de Brexit no impliquen impactos negativos para terceras partes y para el sistema multilateral de comercio”, afirmó el embajador brasileño ante la OMC, Evandro Didonet.

Como era de esperar, el enfoque brasileño ha vuelto a la política agrícola europea, todavía se considera complejo y con muchos beneficios. Las barreras se manifiestan, por ejemplo, por la tarifa media del 14,1% sobre productos agrícolas importados, tres veces más que para productos industriales. Algunos picos arancelarios llegan al 700%, impidiendo en la práctica el comercio. La UE también establece 124 cuotas arancelarias, limitando la entrada de ciertos productos, en una especie de comercio administrado. El Brasil se quejó de particularmente fuerte protección del mercado europeo en industrias de la carne, productos lácteos, azúcar y etanol, para los que esperan un mejor acceso a las negociaciones birregionales.

La UE es el mayor socio comercial de Brasil, el primero de origen de importaciones y segundo mercado para las exportaciones. Después del pico de 100.000 millones de dólares al año entre 2011 y 2013, el comercio bilateral cayó a 70.600 millones de dólares en 2015 y continuó cayendo el año pasado. La expectativa brasileña es que una recuperación económica en el país estimule el comercio bilateral y ayude a diversificar sus ventas hacia Europa, concentradas hoy en productos básicos.

La UE es el mayor inversor externo en Brasil, con un inventario de 329.900 millones de euros. Por su parte, Brasil tiene un inventario de inversiones directas externas de 127.600 millones de euros en los 28 países del bloque comunitario, siendo el quinto mayor inversor en la UE. (Fuente: Diario Valor Económico)

Rurales EL PAIS