Alimentación / Clima

Aguerre destacó importancia del seguro agropecuario para la evolución del sector

El ministro de Ganadería participó del XIV Congreso de Alasa, que celebra su 30º aniversario con la realización de un evento de nivel internacional. 

DSC_3213

Rurales – El País.

Con el cambio climático como amenaza constante y la expectativa de un futuro que requerirá un aumento en la producción, representantes del sector agroalimentario se reunieron en Punta del Este para celebrar el XIV Congreso de la Asociación Latinoamericana para el Desarrollo del Seguro Agropecuario (Alasa). En el evento, realizado en Enjoy Conrad, productores, aseguradoras, reaseguradoras y representantes de gobierno debatieron sobre las posibilidades y necesidades del agro en el contexto actual.

“Los organismos internacionales coinciden en la importancia del tema alimentario hacia el futuro y en que se debe hacer una correcta valoración de esta actividad”, señaló Benjamín Grayeb Ruíz, presidente de Alasa. El experto afirmó que en poco tiempo habrá una mayor demanda de alimentos, causada por el crecimiento de la población, de la clase media y de los ingresos a nivel global. Para enfrentar este reto, calificó como “necesario” que los gobiernos adopten medidas que abarquen, entre otros aspectos, a la administración de riesgos en los agronegocios. 

Su visión fue compartida por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, quien recordó las perspectivas manejadas por la FAO respecto a la necesidad de duplicar la producción de alimentos de cara al año 2050. El jerarca destacó que el sector agroalimentario es uno de los que más siente la amenaza del cambio climático a nivel global, por lo que resaltó la importancia de los seguros. 

“Frente a la variabilidad climática, un insumo estratégico para disminuir el riesgo e incrementar la productividad son los seguros, por lo que ustedes son socios estratégicos en la construcción de oportunidades para los productores medianos, pequeños o grandes de esta región, que tienen en el mundo la oportunidad de producir alimento a niveles competitivos”, dijo el ministro a los participantes en el congreso. 

Aguerre destacó que la dificultad de medir los riesgos de antemano, suele conllevar a una escasa contratación de pólizas. A modo de ejemplo, indicó que durante la tormenta de granizo de 2013, que destruyó la producción en una amplia zona del país, solo el 17% de los productores estaba asegurado. Ese porcentaje aumentó al 87% después de la experiencia. 

Pese a ello, el gobierno no plantea establecer la obligatoriedad del seguro agropecuario. El ministro aclaró que la responsabilidad es de cada productor, que debe asumir las consecuencias ante una catástrofe si no está asegurado. 

En este XIV Congreso de Alasa se celebró el 30º aniversario de la institución, que abarca a 27 países. “Me cuentan los fundadores que en un comienzo eran ocho o nueve personas, y ahora ya de Latinoamérica nos ha quedado solo el nombre. Tenemos representantes de España, Canadá, Alemania, Estados Unidos, Suiza y Singapur”, señaló Grayeb Ruíz. 

“En esta ocasión buscamos aportar una visión amplia de las nuevas herramientas disponibles para que el seguro agropecuario se caracterice por ser una actividad de vanguardia. El seguro es la única herramienta que tenemos los agricultores para resarcirnos o paliarnos de una catástrofe”, sentenció. 

Durante el congreso, Alasa abordó el contexto macroeconómico de la región y las políticas públicas necesarias para fomentar la utilización del seguro agropecuario, además de impulsar la oferta de instrumentos financieros para que los pequeños productores puedan acceder a estos servicios, obteniendo también créditos agropecuarios, seguros paramétricos y tecnología satelital. 

El evento incluyó la firma de una carta de intención entre Alasa y el Consejo Agropecuario del Sur (CAS), que nuclea a los titulares de las carteras de Agricultura del Mercosur más Chile y Bolivia, y está presidido en forma temporaria por el ministro Aguerre. El objetivo de este documento es aunar esfuerzos y concentrar posiciones para el desarrollo sostenible y la mayor penetración del seguro agropecuario, además del desarrollo de ofertas adecuadas a las necesidades de los productores. 

El Congreso, que tuvo más de 350 participantes, contó con la presencia de decenas de especialistas de distintos países en áreas de seguros y agronegocios, que aportaron sus visiones en una serie de conferencias, mesas de debate y talleres. El cierre incluirá una visita de los ponentes y participantes del evento al campo uruguayo.

Rurales EL PAIS