Carnes / investigación

“Todos los mercados se van a ir poniendo más estrictos en distintas exigencias”

Según Federico Stanham; se nota una baja en las frecuencias de resultados positivos dentro del límite de tolerancia admitido.

El presidente del Instituto Nacional de Carnes dijo, en el marco de la ceremonia de los 10 años de la ley del sistema de Trazabilidad Individual Obligatoria, que hasta el momento “no han habido en absoluto” nuevos mercados que hayan alertado mayores exigencias para el ingreso de carne vacuna con residuos de ethion cero.

Explicó que “todos los mercados se va a ir poniendo más estrictos en distintas exigencias y no solo en esta”. Agregó que “es un tema que tenemos que estar muy alerta buscando información, actualizando la información y preparando a todos los actores de la cadena para que estén preparados a esos requerimientos”.

Stanham relato que “desde que comenzó la mini crisis, se generó conciencia con el problema, se suspendió el producto, se retiró de las góndolas y se brindó información al productor; se nota una baja en las frecuencias de resultados positivos dentro del límite de tolerancia admitido”. Aseguró que esta respuesta “nos alienta porque demuestra que el trabajo está rindiendo sus frutos”.  

Durante la Junta del Instituto Nacional de Carnes, que contó con la presencia del director de los Servicios Ganaderos del MGAP, Francisco Muzio; “nos interesaba conversar sobre cómo estaban avanzando los ensayos que está realizando la Cámara de Específicos Veterinarios (CEV) para determinar el tiempo de espera necesario para ingresar con carne vacuna a Estados Unidos con residuo cero”.

Dijo que los estudios están encaminados pero van a llevar “más tiempo de lo esperado, porque el MGAP pidió a la CEV que incorpore tratamientos repetidos para mayor seguridad, y eso agrega un plazo más de análisis”. Mencionó que “quedó planteada la posibilidad, que vencido los 180 días de suspensión, se prolongue un poco más el periodo (…) para saber cómo va a seguir la situación del ethion en el mercado.  

Rurales EL PAIS