Carnes / políticas / Sanidad

“Todos los medicamentos que se utilizan dejan residuos en carne”

Suspensión de Etión no es la solución.

FOTO GANADO

Rurales – El País.

El presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria, Carlos Morón, dijo en Valor Agregado que la suspensión transitoria del uso de Etión no es la solución, ya que existen otros productos en el mercado que dejan residuos en carne y leche. “Lo que hay que saber es el tiempo de remisión y respetarlo”, remarcó.

Morón aseguró que debemos ser más inteligentes ante esta situación. “Si la autoridad que hace la prohibición de drogas de Estados Unidos dice que tal producto no se puede utilizar para ingresar carne al país, deberíamos usar un medida espejo y no trabajar con esos productos para evitar cualquier inconveniente y más si hay otras opciones”, explicó.

Recordamos que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca informó el sábado por intermedio de un comunicado que el uso de Etión en animales se suspende transitoriamente debido al rechazo de contenedores de carne con trazas de este activo por parte de Estados Unidos.  

Según Morón, existen procedimientos exitosos en Uruguay que se usan para que evitar residuos en carne o leche, por ejemplo, en el caso de los antibióticos. “Las plantas lecheras son muy exitosas en ese sentido, ya que aplican sanciones muy fuertes a los productores y saben que no tienen que remitir la leche con residuos”, detalló. “La sanción significa un 20% de su producción y es mucha plata”, agregó.  

Por tanto, en esta caso “no se hicieron los controles necesarios que se debían hacer  el productor que hizo mal el procedimiento tiene que ser llamado la atención”, indicó.

Soluciones.

El presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria dijo que la solución es que el veterinario realice los tratamientos sanitarios ya que les permite certificar algo que realmente observan. “Sí certifico algo que no vi y me contaron las cosas se hacen mal”, aseveró.

El procedimiento sanitario del MGAP indica, tal como detalló Morón, que el productor debe llenar una planilla sanitaria que describe los principios activos utilizados en los animales. Al mover el ganado a frigorífico el veterinario  debe hacer otra certificación en base a lo que el productor declara. Finalmente, el MGAP certifica de acuerdo al veterinario. “Son tres declaraciones en las que nos basamos en cosas que se hicieron pero no que nosotros vimos”, finalizó.

Escuche la entrevista con Carlos Morón: 

Rurales EL PAIS