Carnes

Tipificación electrónica tendrá un costo superior a US$ 7 millones

A mediados de 2017 quedará operativa en todas las plantas frigoríficas tipo I.

Carne vacuna.

En septiembre de 2016 el Poder Ejecutivo aprobó un decreto, junto a la fiscalización de un dressing máximo de faena, que obliga a las plantas frigoríficas tipo I a instalar y funcionar sistemas automatizados de tipificación de canales vacunas, que permitirá una medición objetiva. El plazo máximo está definido para el 31 de agosto de 2018.

De esta manera y como dice el decreto, el Instituto Nacional de Carnes está trabajando para hacer el llamado a licitación en las próximas semanas “para conocer cuáles son las empresas proveedoras de estos sistemas y el tipo de tecnología que se va a utilizar”, explicó a Rurales El País Emilio Mangarelli, representante de la Federación Rural en la Junta de INAC.

Mangarelli dijo que “a fin de año debería estar la licitación cerrada y con la decisión de compra de los equipos”, por lo que a mediados del 2018 “debería estar funcionando la tipificación electrónica en todas las plantas”. En total van a ser unas treinta plantas que deben cumplir con el decreto.

Aseguró que “el Instituto Nacional de Carnes debe hacerse cargo de la compra y mantenimiento de los equipos”, que dependiendo de la tecnología tendría un costo inicial superior a los US$ 7 millones.

Este sistema, que estaría operativo el próximo año, “no significa un problema para los productores (…) sino que se implementa porque el Poder Ejecutivo lo decretó”. Mangarelli dijo que este proceso “va por caminos diferentes” y “no contribuye a la demanda de los productores del pago del ganado en tercera o cuarta balanza. La tipificación se hace después de la cuarta balanza”, agregó.

Escuche a Emilio Mangarelli:

Rurales EL PAIS