Carnes

Secco: “Estados Unidos es mi esperanza en el segundo semestre”

Unión Europea presiona precios a la baja porque sabe la necesidad de completar la cuota Hilton.

El Ceo de negocios de Marfrig para el Cono Sur, Marcelo Secco, dijo que el mercado internacional de la carne vacuna está peleado, con China, Estados Unidos y Europa como los principales jugadores.

Aseguró que “Estados Unidos es mi esperanza después del segundo semestre del año. Está licuando un poco de stock de carne australiana que fue importante hasta finales del año pasado, pero el precio está comenzando a dejar de bajar y las señales que se muestran son de repunte”, confirmó.

El mercado chino continúa “estable y sin posición”, pero siguen siendo el principal mercado en volumen para Uruguay. Explicó que hasta el momento “no hay mucha carne para ofrecer porque la faena estuvo quieta en las últimas semanas debido a la pérdida de kilos de los ganados por los daños de abril”. Además agregó, “con este mercado cauteloso hay que ir a cuidar el valor afuera y en lo interno”.

A las industrias le quedan pocas toneladas disponibles de Hilton para completar la cuota a la Unión Europea y los importadores están presionando los precios. Secco afirmó que “en Europa saben que tenemos que terminar el Hilton, por tanto, juegan con los precios que han bajado en estos días. Ellos miran y leen la misma información que tenemos nosotros y saben cuánto le queda a Uruguay para cumplir”.

Precio al productor. Secco comentó que los precios en el mercado de haciendas gordas “es una olla con grillos”. Dijo que “en una semana el precio salta 10 centavos y en la otra baja otro tanto, por lo que el mercado está tenso”. El Ceo de negocios de Marfrig explicó que “no es fácil validar precios que todos los que comercializamos queremos mejorar, pero el mercado tiene algo bueno que es la  libre tensión que cuando se aprieta la demanda y la oferta no está el mercado reacciona”.

Finalmente, afirmó que se espera un invierno con poca oferta y en lo que va del año el stock está dando señales que hay 95 mil vacunos menos faenados que el año pasado. “Abril nos llevó mucha gordura y si podemos tener la capacidad de recuperar las comidas vamos a pasar un invierno con una faena normal”.

Rurales EL PAIS