Carnes / Empresas

Secco ante caso de corrupción en Brasil: “No hay compañía que pueda exportar un kilo de carne”

“El principal agredido es el producto carne”, aseguró el CEO de negocios de Grupo Marfrig para el Cono Sur.

Marcelo Secco, CEO de Marfrig para el Cono Sur.

“Estamos con expectativas de saber cómo se encaminan los hechos (…) Para que no perjudique a Brasil, a nuestra compañía y el producto carne en sí”, destacó Marcelo Secco. El CEO de negocios de Grupo Marfrig para el Cono Sur aseguró en Valor Agregado en Carve que la problemática “hoy es un tema país y no hay empresa que pueda exportar un kilo de carne a los mercados que así lo decidieron”.

La situación que se está desarrollando en Brasil por una serie de prácticas ilegales, entre las que se cuentan sobornos a inspectores para que aprobaran la venta de mercadería en mal estado o la utilización de químicos para tratar de esconder la pobre calidad del producto, involucra a todas las carnes (bovina, porcina y avícola) y provocó la detención de las emisiones de certificados de exportación. Asimismo, países como China, Chile, Egipto, Hong Kong y Japón suspendieron temporalmente las importaciones de carne de Brasil, mientras que la Unión Europea no importará producto de las plantas involucradas (principalmente JBS y BRFoods).

Al ser un tema país “Marfrig no tiene más remedios” que dejar de exportar a los mercados que cerraron sus puertas, contó Secco. Sin embargo, dijo que al cortar las emisiones de certificados sanitarios “el Ministerio de Agricultura muestra una señal de positiva de fortaleza frente a toda la exposición que tuvo el caso”.

El CEO de Marfrig para el Cono Sur explicó que el gobierno brasileño está trabajando “en delimitar bien el caso, explicar el nivel de riesgo, contar en qué planta y empresa fueron los hechos para definir el problema y comenzar a trabajar en la reanudación de las exportaciones”. Secco agregó que “es importante que se dé a conocer oficialmente la información y que se le demuestre al mundo político y sanitario que los controles existen y no es una situación generaliza en Brasil o en la industria en general”.

Reiteró que en el país vecino, y en la región, “están las expectativas puestas en las próximas horas para conocer cuál es el tiempo de restricción de las importaciones anunciadas por los países”. Secco señaló que lo más relevante “es conocer con qué velocidad el gobierno desnuda la situación y con qué profesionalismo se explica al mundo para reanudar el comercio”.

Uruguay. Ante este tipo de hechos “la primera reacción es detener el consumo y el comercio, (…) y el primer agredido es el producto carne”, comentó el CEO de Negocios de Marfrig. Marcelo Secco agregó que todo lo que hable mal de las carnes, en el corto plazo, no genera un beneficio porque los mercados no reaccionan ante esta situación de forma inmediata, pero en el mediano plazo se puede tener un beneficio intangible.

De todas maneras, Secco dijo que Uruguay no está preparado para sustituir el quiebre de Brasil en volumen, teniendo en cuenta además, que los mercados que atienden los países son diferentes, a excepción de China. Además, aseguró que seguir trabajando en inocuidad es un tema realmente importante.

Escuche a Marcelo Secco:

Rurales EL PAIS